Culemaníacos

Cruyff y Rexach en el banquillo del FC Barcelona en 1996 / EFE

Cruyff y Rexach en el banquillo del FC Barcelona en 1996 / EFE

Los cuatro precedentes en que el Barça se quedó sin títulos antes de hora

Desde la última temporada de Johan Cruyff que los culés no firma una mala racha parecida a la del Madrid de Solari

Oriol Quintana

09.03.2019 02:55h

3 min

La temporada del Real Madrid ha terminado antes de lo previsto. A principios de marzo ya se han despedido de la Copa del Rey, la Liga y la Champions League. En las competiciones nacionales fue el FC Barcelona el villano, en Europa asumió el testigo de los blaugranas el Ajax de Ámsterdam.

La exhibición de los holandeses en el Santiago Bernabéu fue la peor derrota en competición europea de su historia en feudo madridista. Este curso también los superó el CSKA (0-3) en el último partido de fase de grupos en que no se jugaban nada.

Todo empezó el 27 de febrero en la vuelta de semifinales de la Copa del Rey. Con un mal partido, los blaugranas consiguieron marcar tres goles y dejar a los blancos fuera de competición. La faena se remató tres días más tarde, el 2 de marzo. Un mejor Barça golpeaba de nuevo al eterno rival con una sutil vaselina de Rakitic que aseguraba los tres puntos. La estocada final llegaría el 5 de marzo, pocos se podían imaginar que un joven Ajax podría remontar la eliminatoria y dejar a los madridistas sin su competición favorita.

Luis Suárez y sus compañeros celebrando el 0-3 en el Santiago Bernabéu / EFE

Luis Suárez y sus compañeros celebrando el 0-3 en el Santiago Bernabéu / EFE

Algunos merengues aprovecharon la ocasión para recordar que hace unos años -23 exactamente- los culés estaban en la misma situación: fuera de todas las competiciones antes de lo previsto. Se remontaba a la temporada 1995-1996 con Johan Cruyff -su último curso- en el banquillo pero no fue exactamente así.

Debacle en abril del 1996

Sí que es cierto que los catalanes encadenaron cinco partidos sin conocer la victoria que los dejaron sin Copa, sin Liga y sin UEFA Cup. Pero no fue todo tan precipitado como le ha pasado al Madrid de Santiago Solari y Florentino Pérez.

La mala racha empezó en la ida de semifinales de la UEFA Cup contra el Bayern de Múnich (2 de abril del 1996). Los de Cruyff consiguieron un buen resultado de empate a dos que dejaba todo abierto para la vuelta. Antes del partido del Camp Nou se tenía que jugar la final de Copa y jornada liguera.

En Copa del Rey (10 de abril) se enfrentaron al Atlético de Madrid -que terminó consiguiendo un doblete- y perdieron por la mínima (0-1 con gol de Pantic). En liga (13 de abril) visitaron el Sardinero donde empataron a un gol y se descolgaron del título liguero. La vuelta de la UEFA  (16 de abril) no fue mucho mejor, los bávaros ganaban (1-2) y dejaban a los culés sin final.

Pantic celebrando el gol de la final de Copa en el 1996 / Atlético de Madrid

Pantic celebrando el gol de la final de Copa en el 1996 / Atlético de Madrid

La estocada liguera final la daría el mismo campeón, los colchoneros, en el Camp Nou. Los de Radormir Antic conseguían una fácil victoria por 1-3 que les dejaba vía libre para conseguir el título liguero. El Barça terminó tercero -por detrás del Valencia- a siete puntos del líder. Una temporada que apuntaba a triplete se fue por la borda en dos semanas.

Otras temporadas en blanco

En 1996 no fue el único año que el club se quedó con la vitrinas vacías, algo que ahora mismo no están acostumbrados los jóvenes aficionados. Del 1999 al 2004 el club catalán se quedó con las manos vacías. Pasaron entrenadores como Llorenç Serra Ferrer, Carles Rexach, Louis Van Gaal, De la Cruz y Radomir Antic y ninguno consiguió levantar un título. En un par de ocasiones se consiguió llegar a semifinales de Champions y de Copa del Rey. La peor con diferencia fue en la 2002-2003: sextos en Liga, eliminados en primera ronda de Copa y cayendo en cuartos de Champions. 

Hace unas temporadas (2006-2007 y 2007-2008) con Rijkaard en el banquillo tampoco se consiguió ninguno de los tres títulos principales pero el equipo estuvo a las puertas de lograr grandes cosas. Se perdió la Liga de 2007 en la última jornada y se alcanzaron las semifinales de la Copa del Rey. Al año siguiente, el Barça fue semifinalista de la Champions.

El Atlético de Madrid celebrando el título en el césped del Camp Nou / EFE

El Atlético de Madrid celebrando el título en el césped del Camp Nou / EFE

Con Tata Martino (2012-2014) en el banquillo es cuando se recuerda la última gran decepción blaugrana. Se perdió contra el Real Madrid en la final de la Copa del Rey, los eliminó el Atlético de Madrid en cuartos de final de Champions y los colchoneros consiguieron la Liga en la última jornada en el Camp Nou (1-1). A pesar de eso fue mejor que la temporada actual de Solari porque hasta el final hubo opciones.

El Barça llegó más lejos que el Madrid actual

Cuando el Barça no ha conseguido títulos siempre ha caído más tarde que este Real Madrid y lo han hecho con rivales de mayor entidad que el Ajax de Ámsterdam. En la historia reciente es casi imposible de encontrar a los merengues tirando tan temprano todas las opciones de título.

El Real Madrid actual ya empezó la temporada descuidando la Liga y fue el eterno rival quien lo remató. En Champions fue en octavos de final contra un equipo muy joven poco experimentado en las competiciones más exigentes. Una semana trágica para el madridismo.

 

Hoy destacamos