Culemaníacos

Denis Suárez en el duelo ante el Real Madrid / TWITTER

Denis Suárez en el duelo ante el Real Madrid / TWITTER

Denis Suárez manda otro recado a Valverde

El exazulgrana fue el jugador más destacado del Celta en la derrota ante el Real Madrid

Pau Beya Acero

17.08.2019 21:08h

2 min

Denis Suárez llegó a la disciplina del FC Barcelona en 2013 como una de las grandes promesas del fútbol español y se marchó seis años después dejando la sensación que no había mostrado todo su talento. Su etapa en Can Barça fue convulsa. Jamás obtuvo estabilidad con el primer equipo y salió cedido hasta en tres ocasiones: primero al Sevilla, luego al Villarreal, donde explotó, y finalmente al Arsenal.

Su mejor temporada fue la última de Luis Enrique. Cuando parecía que empezaba a asentarse con el primer equipo, llegó Valverde. En la primera campaña del Txingurri su participación se redujo y en la segunda fue inexistente. Disputó ocho encuentros entre agosto y enero y acabó marchándose cedido al Arsenal.

Tras su regreso de Londres, sabiendo que con el técnico extremeño no iba a tener oportunidades, apostó por volver a empezar y fichó por el Celta de Vigo, el club donde se formó. Que su relación con el entrenador del FC Barcelona no era buena lo evidenció el propio jugador el pasado jueves, cuando apuntó que "Valverde no me envió ningún mensaje cuando fiché por el Celta".

Exhibición

Si hace dos días le daba un 'palo' delante de los micrófonos, este sábado le ha mandado un recado desde encima del terreno de juego. Denis fue titular en el debut del equipo vigués en Liga, y el rival era de altura: nada más y nada menos que el Real Madrid. Y aunque el cuadro celeste cayó (1-3), Suárez fue el mejor del bando local.

Denis Suárez jugando con el Barça en una imagen de archivo / EFE

Denis Suárez jugando con el Barça en una imagen de archivo / EFE

Mostró desborde, desparpajo, atrevimiento y una gran visión de juego. En definitiva, todo aquello que exhibió pocas veces cuando vestía de azulgrana. Se ha quitado el corsé, está en su lugar ideal y se nota. Se vio desde el primer minuto, cuando le tiró un caño a Odriozola primero y regateó a Modric después.

Ya con el Real Madrid por delante en el marcador, fue el líder del Celta comandando el centro del campo, liderando los contrataques y filtrando pases verticales que ponían en apuros a la defensa blanca. Le dio la tarde a Odriozola, que se vio superado en todo momento, y provocó la expulsión de Luka Modric. El croata trató de zancadillearlo y acabó pisándole el tendón de Aquiles, infracción que desde este curso se castiga con roja directa.

Sociedad

Más allá del gran partido que completó, la gran noticia para la afición celtiña es el buen entendimiento con Iago Aspas. Se trata de una sociedad sencilla pero efectiva: Denis pone unos pases milimétricos y el de Moaña rompe las defensas con esos desmarques de ruptura que solo él y pocos más en la Liga pueden hacer. En el duelo de este sábado se interpuso Courtois, pero el belga no estará siempre enfrente.

Denis Suárez en el vestuario del Celta de Vigo / EFE

Denis Suárez en el vestuario del Celta de Vigo / EFE

Es muy pronto para extraer conclusiones, pero visto el partido ante el Real Madrid parece que Vigo es el lugar ideal para que Suárez pueda exhibir todo el fútbol que lleva dentro. Dio las primeras muestras ante el cuadro blanco, y aún quedan 37 jornadas por delante.

 

Hoy destacamos