Culemaníacos

Ricard Pruna con Messi / REDES

Ricard Pruna con Messi / REDES

El desajuste de los servicios médicos del Barça sin Ricard Pruna

La salida del reconocido médico tras 26 años ha provocado un evidente descontrol en el club blaugrana

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

30.03.2021 00:15h Actualizado: 31.03.2021 01:50 h.

2 min

Los servicios médicos del Barça están en el punto de mira. Recaídas, contratiempos en la recuperación, consultas externas, errores en el diagnóstico y operaciones a escondidas han sido el pan de cada día en una temporada marcada por la marcha, el pasado mes de septiembre, del doctor Ricard Pruna, uno de los especialistas en medicina deportiva más reconocidos del planeta, tras casi 26 años en la entidad blaugrana

Pruna era un hombre de máxima confianza por parte de la plantilla culé, como demuestra el hecho de que Piqué no tardó ni un segundo en seducirle para unirse a su proyecto en Andorra. El principal motivo de su salida fueron las discrepancias con la actual gestión de los servicios médicos, con Ramon Canal a la cabeza. Asimismo, el gran detonante fue sobre todo la llegada el pasado verano de Lluis Til, procedente del Mónaco, para responsabilizarse de los servicios médicos del primer equipo. Se sintió completamente apartado. 

Ricard Pruna, junto a Gerard Piqué | EFE

Ricard Pruna, junto a Gerard Piqué | EFE

Una salida que ha provocado un desbarajuste importante en estos servicios médicos, y ha desencadenado las dudas constantes de los futbolistas ante cada evaluación. Como demuestra el hecho de que varios jugadores hayan optado por segundas opiniones a la hora de tratar sus lesiones, como el viaje de Ansu Fati a Lyon o Coutinho a Brasil, tras producirse contratiempos tanto en la evolución como en el tratamiento de las lesiones que han llevado a dilatar en demasía los plazos inicialmente previstos. 

Recaídas y errores en el diagnóstico

Por otra parte, también han dejado a estos servicios médicos en mal lugar las recaídas de Gerard Piqué, Sergi Roberto y Ronald Araújo este curso. Errores fruto de la mala planificación y la precipitación. Lo que está llevando a estos especialistas a publicar los partes médicos sin ningún tipo de previsión, para no caer de nuevo en errores inoportunos. 

Y es que uno de las confusiones más sonadas este curso fue sin duda la que tuvo a Pedri como protagonista. El tinerfeño tuvo que marcharse visiblemente cojeando en el partido ante el Sevilla del pasado 27 de febrero. Los médicos, tras realizar una primera exploración, hablaron de unas molestias “en la parte baja de la pierna izquierda”, para un día después, y tras las pruebas, emitir un comunicado médico en el que se precisaba “un estiramiento del sóleo de la pierna izquierda”.

Araujo retirándose lesionado contra el Betis / FC Barcelona

Araujo retirándose lesionado contra el Betis / FC Barcelona

Un contratiempo que lo dejaba, prácticamente con toda seguridad, fuera de vuelta de Copa de semifinales ante el Sevilla y hacía muy difícil su presencia en la vuelta de la Champions ante el PSG. No obstante, para sorpresa de todos, 48 horas después de salir en muletas del Sánchez Pizjuán, se le pudo ver entrenar con normalidad. Koeman lo argumentó con que "a veces pasan cosas extrañas", pero la realidad es que hubo un evidente error en el diagnóstico, y se trató de solo un golpe. 

Está claro que la medicina no es una ciencia exacta. No obstante, el cúmulo de errores y despropósitos que está viviendo este curso el Barça con las lesiones está menguando considerablemente la confianza de los futbolistas en los servicios médicos. Con la salida de Pruna, el club blaugrana ha dejado de ser referencia en este ámbito. Sin duda, será otra de las áreas que el nuevo presidente Joan Laporta tendrá que tener en cuenta, para llevar de nuevo a la cima mundial al Barcelona. 

 
Hoy destacamos