Culemaníacos

Una foto de José Mourinho celebrando la victoria del Inter de Milán en el Camp Nou en las semifinales de 2010 / Twitter

Una foto de José Mourinho celebrando la victoria del Inter de Milán en el Camp Nou en las semifinales de 2010 / Twitter

Diez años de Mourinho, los aspersores y la venganza de Eto’o

El Barça cayó eliminado ante el Inter a pesar de ofrecer un gran dominio en el Camp Nou

Guillem Andrés

29.04.2020 16:20h Actualizado: 29.04.2020 16:22 h.

2 min

La llegada de Guardiola en el banquillo azulgrana convirtió al Barça en el mejor equipo del mundo. Su primera temporada consiguió el triplete, en una hazaña que no pudo repetir el año siguiente. De hecho, la trayectoria en Europa fue precisamente el único apartado en el que el Barça no aprovechó todo su potencial. Con un equipo tan dominante, “solo” pudieron levantar dos Champions en cuatro temporadas.

El primer batacazo europeo, por lo tanto, fue contra el Inter de Milán de Mourinho en las semifinales de la temporada 2009/2010, del cual esta semana se cumplen 10 años. La eliminatoria ya estuvo impregnada de rarezas, porque en la ida el Barça tuvo que viajar en autocar a causa de la erupción del volcán Eyjafjallajokul en Islandia que obligó a cerrar el espacio aéreo europeo. En Italia los azulgranas perdieron (3-1) en una actuación arbitral muy polémica.

Espíritu de remontada

A lo largo de aquellos días Barcelona se impregnó de un espíritu de remontada con una autentica convicción que se podía hacer. Además aquel año la final se disputaba en el Santiago Bernabéu, por lo que había otra gran motivación. En el Camp Nou el Barça se encontró a un Inter que propuso uno de los partidos más defensivos que se recuerdan. Mourinho llegó a confesar que Julio Cesar, portero de los neroazzurros, tiraba el balón a fuera directamente por no descolocar al equipo. Asimismo, un delantero centro como Eto’o prácticamente ejerció como lateral.

El partido empezó de forma favorable a los azulgranas ya que a los 28 minutos expulsaron a Motta. Esto, sin embargo, provocó que los italianos aún se encerraran más en su portería. Messi tuvo una gran oportunidad con un disparo de fuera del área pero que el guardameta brasileño salvó de manera prodigiosa. Por su lado, el Inter ni si quiera disparó a Víctor Valdés en todo el partido. 

Cuando ya parecía una quimera la remontada Gerard Piqué anotó en el minuto 84. Los últimos compases del partido fueron de infarto. Primero Xavi intentó sorprender en un disparo lejano y poco después Bojan tuvo la oportunidad de oro, con un gol que anularon por manos muy dudosas de Yaya Touré y que podría haber cambiado la historia del club y del delantero.

Bojan se lamenta del gol anulado en las semifinales de champions de 2010 contr el Inter / EFE

Tras el pitido final Jose Mourinho lo fue a celebrar de forma ostentosa en el terreno de juego y se produjo una imagen para el recuerdo cuando se encendieron los aspersores del campo. Esta victoria alimentó aún más la rivalidad con el técnico portugués y fue un gran motivo para que Florentino lo fichara para el Real Madrid.

Una década después se recuerda esta eliminación, así como la del 2012 contra el Chelsea, como una de las oportunidades más claras que ha tenido el Barça de ganar la Champions pero que se le escapó ante unos planteamientos muy defensivos.

 
Hoy destacamos