Culemaníacos

Una imagen de archivo de Alfredo Di Stéfano celebrando un tanto con el Real Madrid

Una imagen de archivo de Alfredo Di Stéfano celebrando un tanto con el Real Madrid

El documento que acredita el robo del siglo del Real Madrid al Barça

El fichaje de Di Stéfano por el Madrid sigue siendo recordado como uno de los más polémicos de la historia

Guillem Andrés

16.07.2020 12:09h

4 min

Esta semana se han cumplido 75 años de cuando Di Stéfano debutó con el River Plate. El argentino es considerado como uno de los mejores jugadores de la historia, especialmente por su recorrido en el Real Madrid. Sin embargo, su camino podría haber sido muy distinto ya que el Barça hizo todos los trámites para ficharlo antes que los blancos. El caso de la operación de la Saeta Rubia, por lo tanto, es uno de los más polémicos en la historia del fútbol, ya que los azulgranas pueden demostrar en unos documentos que lo tuvieron fichado en 1953.

Todo se remonta al 1949 cuando el sindicato de Futbolistas Argentinos Agremiados empezó una huelga que paralizó la competición argentina hasta 1954. De este modo Di Stéfano, que era propiedad de River Plate se fue cedido al Club Deportivo Los Millonarios de Colombia, en una liga que había estado descalificada por FIFA porque los clubes estaban patrocinados por grandes magnates.

Los primeros contactos del Barça y la intervención del Madrid

Pasados la mitad del siglo XX, por lo tanto, es cuando llega el interés del Barça. Hasta ahora esta historia había estado un poco difusa, pero unos documentos que salieron a la luz en 2017 en las oficinas de River Plate dejan claro que los azulgranas realizaron todos los trámites por hacerse con los servicios de Di Stéfano. El nombre de la carpeta en la que están clasificadas estas 30 páginas de documentación, además, no deja lugar a duda: “Transferencia del jugador Alfredo Di Stéfano al club de fútbol Barcelona”.

Di Stéfano en su etapa en River Plate

El primer paso que está constatado es el del 2 de mayo de 1953 cuando se dan “amplios poderes” Domingo Valls Taberner como representante del Barça para empezar a negociar su traspaso. Asimismo, la liga colombiana fue aceptada nuevamente a la FIFA en los nombrados Pactos de Lima y una de las condiciones era que los jugadores extranjeros que habían comprado tenían que regresar a sus clubes antes del octubre de 1954. Además también se detallaba que cualquier equipo que quisiera fichar a un jugador tenía que ponerse de acuerdo con el club anterior. En este caso, por lo tanto, con el River Plate.

A su vez el Madrid también preguntó por Di Stéfano y River Plate lo tasó en mayo del 1953 en 2,5 millones de pesos de la Moneda Nacional (equivalente a unos 94.000€). El Barça hizo una primera oferta de 1,8 millones que más tarde subió a 2 millones a condición de pagarse la primera mitad antes del 10 de agosto y la segunda en tres plazos hasta finales del 1954. En este momento por lo tanto River Plate ya hace un escrito en el que describe que “nos es muy grato el acuerdo por el jugador Di Stéfano” y se acuerda para que se cumpla el pacto antes del 26 de julio el jugador tiene ya que haberse incorporado al club azulgrana.

Sin embargo, a partir de allí la intromisión del Madrid es mucho más grande. En este caso los madridistas contactaron con el Millonarios, club al cual el jugador estaba cedido. De este modo el 28 de mayo el club colombiano envía un mail a River Plate anunciando que ha acordado con el Madrid “ceder transferencia hasta octubre de 1954 del jugador Di Stéfano”. En este punto cabe recordar que los Pactos de Lima habían acordado que el fichaje se tenía que cerrar con el club del cual era propietario el jugador.

El acuerdo definitivo con el Barça

River, por lo tanto, les manifiesta que “estamos tramitando con Barcelona la transferencia definitiva” y se llega a un acuerdo con el Madrid para que “si al 11 de agosto de 1953, River no hubiera percibido de Barcelona el importe fijado el 25 de junio, se compromete a ceder el pase del jugador Alfredo di Stéfano al Real Madrid”.

Documento que acredita el fichaje de Di Stéfano por el Barça

Por su lado, el Barça cumplió con el trato y los argentinos les confirmaron el traspaso: “Señor dirigente del club Barcelona, nos es grato dirigirnos a Ud. a fin de comunicarles que la Comisión Directiva ha resuelto otorgarle el pase de Alfredo Stéfano para que en lo sucesivo pueda actuar por esa prestigiosa entidad amiga”, describieron.

A pesar de eso el Madrid insistió en preguntar por él, pero River les respondió que ya habían cobrado la parte fijada con el Barça y que, además, también se había informado a Millonarios y la AFA (Asociación del Fútbol Argentino) el traspaso. A todo esto, el jugador viajó a Barcelona el 23 de mayo declarándose en huelga con Millonarios y se mantuvo en la capital catalana esperando la oficialidad del acuerdo, mientras ya se estaba entrenando con el Barça.

La resolución de la FIFA

Sin embargo, los madridistas no se rindieron e hicieron valer su acuerdo con el Millonarios. A su vez, intervino la FIFA que decidió que Di Stéfano jugaría la temporada 1953/54 en el Madrid y que se irían alternando el jugador cada curso hasta el 1957. El Barça, sin embargo, rechazó la propuesta y finalmente le vendió al club dirigido por Santiago Bernabéu la parte que habían comprado a River. Asimismo, la carpeta de documentos del club argentino termina el 23 de septiembre de 1953, justo el día en el que debutó con el Madrid.

Di Stéfano en el Madrid

De este modo, aún existen muchas dudas sobre cuáles fueron los motivos por los que la Saeta Rubia terminó en el Madrid. Desde Cataluña siempre se ha argumentado que hubo una intervención clara del franquismo, aunque desde la capital española esto se niegue. Lo que queda evidente es el que el Barça obtuvo un documento en el que River Plate le manifestaba que habían llegado a un acuerdo pero finalmente el jugador recaló en Madrid.

El Barça, por lo tanto, se quedó con las ganas de poder juntar a dos de las grandes estrellas de la época: Di Stéfano y Kubala. Por su parte, el Madrid obtuvo un gran jugador con el que pudo ganar la Liga después de 20 años y empezar una hegemonía con ocho ligas y cinco Copas de Europa. El argentino, por lo tanto, solo vestiría la camiseta azulgrana en el partido en homenaje a Kubala en 1961. 

 
Hoy destacamos