Culemaníacos

Partido de la Liga con el público virtual / LA LIGA

Partido de la Liga con el público virtual / LA LIGA

El efecto acústico (y óptico) de la Liga con el retorno del fútbol

Los espectadores pueden escoger la opción que incorpora un público virtual en los estadios

Guillem Andrés

16.06.2020 11:45h

2 min

El regreso de la Liga ha venido con varias novedades. Una de las circunstancias que han tenido que aceptar los clubes es la de disputar sus partidos con los estadios vacíos. De este modo, hasta que el CSD no diga lo contrario, los encuentros se disputaran a puerta cerrada. Con esta medida, por lo tanto, el espectáculo queda descolorido ya que en las gradas no se vive el ambiente de los aficionados alentando a su equipo, silbando al rival o criticando las decisiones arbitrales.

Para poder paliar esta sensación, Javier Tebas ideó un sistema para simular a los aficionados tanto a nivel auditivo como visual. De este modo en la retransmisión televisiva de estos partidos, se puede escoger la opción del público virtual. En el sonido, por lo tanto, se escuchan los cánticos habituales de los seguidores del equipo local, así como el ruido habitual que hay en los encuentros.

Asimismo, los técnicos de la Liga también están alerta a las circunstancias del partido por si hay que emitir un sonido u otro. Es por eso que también se intenta simular la reacción de los aficionados ante una oportunidad a favor, un gol o las protestas hacia el árbitro entre otras.

Partido de la Liga con el público virtual / LA LIGA

Por otra parte, un sistema informático también incorpora una imagen en las gradas para que parezca que hay personas sentadas. Sin embargo, esta solución aún está muy lejos de que los espectadores de la televisión tengan sensación real que hay público en el estadio.

Éstas son las opciones que aparecen en el canal habitual donde se emiten los partidos de la Liga en Movistar. A su vez, también se puede escoger el Movistar la Liga 1 o 2 para poder ver el encuentro en el escenario real sin público.

Los pros y los contras

La alternativa que ha ideado Javier Tebas, por lo tanto, ha tenido sus partidarios y sus detractores. Por un lado es cierto que existe una sensación de que hay público y no choca tanto que no haya público en las gradas ni animando a su equipo. Por otra, en cambio, también se ha criticado que ésta no deja de ser una sensación ficticia y que no se plasma la realidad.

Estadio de Son Moix vacío en el Mallorca - Barça / EFE

El aspecto acústico sí que está bastante bien conseguido, aunque evidentemente nunca será igual de si hubiera aficionados. Por el contrario, en el efecto óptico aún hay muchas deficiencias en el sistema que se ha visualizado y en las redes sociales ha habido varias bromas. Además, en aquellos estadios en los que hay algunas letras o dibujos en las gradas, éstas se interponen por sobre de los aficionados virtuales.

 
Hoy destacamos