Culemaníacos

Eric Abidal, durante su etapa como jugador del Barça / EFE

Eric Abidal, durante su etapa como jugador del Barça / EFE

Eric Abidal, de héroe a villano

El exjugador culé se ha convertido en el foco de las críticas tras el mercado de invierno y sus declaraciones en Sport

Guillem Andrés

05.02.2020 17:25h Actualizado: 07.02.2020 03:32 h.

3 min

El futbol no concede el beneficio de la memoria a los actores que participan de él. Jugadores, técnicos y directivos son el blanco de críticas cuando los resultados no van bien. Eric Abidal ha pasado del campo a los despachos, en un traspaso que del que no ha salido muy bien parado. Su gran nivel en el Barça de Guardiola, junto a la superación del cáncer, se contrapone a la manca de planificación en este mercado de invierno y sus declaraciones en Sport que han hecho estallar a Messi.

Un lateral convertido en un todoterreno

Eric Abidal llegó en el verano del 2007 procedente del Olympique de Lyon por 16 millones de euros. El fichaje llegaba por sorpresa ante el desconocimiento de la mayoría de la afición de la existencia de este lateral izquierdo. Su participación en el Barça fue inmediata y en la primera temporada ya disputó 46 partidos, en un equipo a la deriva en el último año de Rijkaard. Con la llegada de Guardiola al banquillo el francés tuvo que adaptarse a un estilo totalmente diferente al que había desarrollado en Lyon. Abidal fue una pieza clave del sextete del año 2009.

Leo Messi y Eric Abidal en su etapa como futbolistas del primer equipo del Barça / ARCHIVO

Poco a poco su presencia se amplió en posiciones más ofensivas con llegadas más constantes. Eso hizo que en la temporada 2010/11 anotara su primer gol de azulgrana ante el Athletic Club. A su vez también participó en ocasiones en la zaga de la defensa convirtiéndose en un gran central.

Una Champions como símbolo de superación

En marzo de 2011, Abidal conmociono al Barça en anunciar que se le había detectado un tumor en el hígado. A pesar de la enfermedad, el francés se recuperó de forma abrumador y volvió a las canchas en la vuelta de las semifinales de Champions frente el Madrid en el Camp Nou. Al final del encuentro, tras sellar el pase a la final de Wembley, Abidal fue manteado por sus compañeros. Al lateral aún le quedaba una sorpresa por vivir en las próximas semanas, cuando Xavi le cedió el brazalete de capitán para que alzara la Champions tras imponerse al Manchester United en un partido donde disputó los 90 minutos.

Abidal, levantando la Champions meses después de ser operado | EFE

Un año más tarde Abidal sufrió una recaída del tumor en el hígado y tuvo que ser intervenido en un trasplante. Esta vez el período de baja fue más largo y el francés no reapareció hasta el abril del 2013. A pesar que Bartomeu, en aquel momento vicepresidente del club, afirmara meses antes que Abidal renovaría con el club si volvía a disputar un partido, finalmente la extensión del contrato no se formalizó. El lateral cerró su época como jugador en el Mónaco y el Olympiacos.

De Laporta a Bartomeu

Eric Abidal volvió a la escena pública del Barça cuando en 2015 formó parte de la candidatura de Joan Laporta para convertirse en secretario técnico, en unas elecciones que ganó Bartomeu de forma holgada. El actual presidente contó inicialmente con Robert Fernández como secretario técnico. Tras un paso de Pep Segura en la dirección deportiva, Abidal cogió los mandos de la secretaria técnica en verano del 2018.

Robert Fernández con Pep Segura en una imagen de archivo / FC Barcelona

El exjugador llegó al nuevo cargo como gran conocedor del mercado francés y para favorecer la relación entre el vestuario y la directiva. En su etapa se ha explotado la vía francesa con la incorporación de Todibo, Lenglet (procedente del Sevilla) y Malcom. A pesar de eso, los grandes fichajes han sido los de De Jong y Griezmann mientras que también ha vivido fracasos como los de Boateng o Murillo.

Todos estos movimientos habían mantenido Abidal en una posición estable pero el último mercado invernal ha hecho tambalear su cargo. El club ha sido incapaz de incorporar un delantero centro tras la lesión de Suárez, en medio de una situación económica que da poco margen de maniobra. Las primeras dudas ya surgieron la semana pasada y el secretario técnico se reunió el domingo con Bartomeu, Òscar Grau y Ramón Planes, de la cual salió reforzado.

Bartomeu y Abidal en una imagen de archivo / FC Barcelona

Tras un primer ‘match ball’ salvado, Abidal ha vuelto a ser el centro de las criticas tras su entrevista concedida a Sport, en las cuales dejo entrever que algunos jugadores no estaban satisfechos con Valverde y que no trabajaban mucho. Tras esas declaraciones Messi reaccionó en Instagram afirmando que “los responsables del área técnica también deben asumir sus responsabilidades y sobre todo hacerse cargo de las decisiones que toman”. Además añadió que tendría que dar nombres porque si no “se nos está ensuciando a todos y alimentando cosas que se dicen y no son ciertas”. De esta manera, Bartomeu ha convocado una cumbre de urgencia con Abidal de la cual aún se desconoce el camino que tomará el presidente

Un trasplante en vía judicial

Una vez llegado a la secretaria técnica azulgrana, Abidal volvió a ser el centro mediático cuando se destaparon unas conversaciones de Sandro Rosell con el exmpleado del club, Juanjo Castillo, en las cuáles éste dijo que le habían comprado un hígado ilegal al exjugador del Barça y que habían vendido que era del primo. De esta manera se inició una investigación por el trasplante de hígado de Abidal que, tras ser archivado en un primer caso, se ha reabierto y está pendiente de resolución. En el juicio, ambos han negado que compraran el hígado.

 

Hoy destacamos