Culemaníacos

El pasado espanyolista de Marc Bartra

El excanterano del Barça milita actualmente en el Betis, donde confiesa sentirse muy a gusto

Diana Velasco Silgado @missVel11

16.12.2019 15:24h Actualizado: 16.12.2019 15:26 h.

2 min

El defensa de Sant Jaume dels Domenys debutó con el primer equipo azulgrana el 14 de febrero de 2010, cuando Pep Guardiola dirigía el banquillo culé. Bartra ingresó al campo en sustitución de Jeffren durante el duelo entre el Atlético de Madrid y el Barça en el ya desaparecido Vicente Calderón, haciendo realidad su sueño desde niño.

Bartra en su debut con el Barcelona/ EFE
Bartra en su debut con el Barcelona/ EFE

Tal y como explicaba el propio Bartra en una de sus entrevistas, llegar a Primera División no un camino fácil, pese a que la gente suele opinar lo contrario: ‘Te ven por primera vez y se creen que has nacido en el primer equipo, sin imaginar todo el trabajo que hay detrás. Los entrenamientos, los colegas que se han quedado por el camino… Eres un elegido’’.

Aún con todo, Marc no encontró en el Barcelona la regularidad que hubiera deseado y a pesar de su calidad el canterano tuvo que buscarse la vida lejos del Camp Nou. Pero para llegar hasta la élite con el Barça, Bartra tuvo que superar diversos escollos, muchos de ellos a nivel personal.

Vistió la camiseta rival

Cuando Marc era pequeño, él y su hermano gemelo Eric jugaron en el Espanyol durante dos temporadas, antes de recalar en las filas del Barcelona. Su relación era de amor-odio tal y como confesó el propio futbolista, pues ambos luchaban por conseguir un mismo sueño, con apenas nueve años de edad.

Durante su etapa como perico, en la cantera espanyolista Marc coincidió con otros jugadores que posteriormente y de igual manera que él, pasarían a formar parte del Barcelona, tras una pesa de talentos por parte de los culés.

Marc Bartra y su hermano Eric, con pasado espanyolista/ Twitter
Marc Bartra y su hermano Eric, con pasado espanyolista/ Twitter

 Entre esos elegidos se hallan los nombres de Isaac Cuenca o de Christian Tello, quienes tampoco lograron consolidarse en el primer equipo azulgrana, después de que Guardiola les pusiera a prueba.

Con apenas 11 años, Marc Bartra dejó atrás al Espanyol y junto a su hermano Eric, pasó a ser jugador del Alevín A del Barcelona a todos sus efectos.  

Pese a declararse un enamorado del Barça desde muy pequeño, Bartra sigue guardándole cariño al Espanyol tras su paso por la cantera blanquiazul en el curso 2001-2002. Es por ello que cuando el de Sant Jaume dels Domenys ha tenido que enfrentarse a su exequipo, ya sea con el Barcelona o con cualquier otro club, nunca ha querido celebrar sus goles por respeto. 

 

Hoy destacamos