Culemaníacos

Una foto de Gerard Piqué durante la presentación de Morabanc como patrocinador del Andorra / Twitter

Una foto de Gerard Piqué durante la presentación de Morabanc como patrocinador del Andorra / Twitter

La estrategia de Piqué para solucionar los problemas del Andorra

El jugador azulgrana ha revolucionado todas las esferas del club andorrano tras su llegada como principal propietario

Claudia Granja @c_granjafranch

25.04.2019 15:25h

2 min

El Andorra de Gerard Piqué va lanzado como un tiro. Deportivamente y también económicamente. A finales de diciembre de 2018 se hizo oficial la compra del club andorrano por el jugador azulgrana y su grupo empresarial Kosmos y desde entonces la entidad del Principado ha experimentado un sinfín de cambios.

Unas modificaciones que no han gustado a sus principales rivales deportivos que consideran que la presencia del futbolista ha dotado al club de una capacidad económica mayor para mejorar la plantilla y sus resultados. Un objetivo claro que incluso pretende que la Champions llegue a tierras andorranas en un futuro no muy lejano y que de momento amenaza con la consecución de la Liga. Es cuarto a tres puntos del primero, el Viladecans, y un partido aplazado.

 Piqué ha mejorado el equipo, el staff técnico y el club en todas las vertientes posibles y ha recurrido a sus conocimientos deportivos y recursos económicos que le aportan sus negocios. Messi y Fábregas son partners del proyecto deportivo más ambicioso de Piqué fuera de sus obligaciones azulgranas. Una colaboración que da mayor credibilidad y presencia mediática al club que, además, ha saneado sus cuentas. Nada más hacerse cargo del club abonó los 200.000 euros que arrastraba la entidad. Un pago que se suma a la cifra desconocida que se ha invertido para mejorar las instalaciones y sueldos de los nuevos jugadores. 

Un hombre de negocios

Sin el escudo del Barça en el pecho, Piqué es un hombre de negocios de alto nivel. Con algunos fracasos en su currículum, el central no ha cesado en sus aspiraciones empresariales. De hecho, ha conseguido sanear las cuentas del Andorra tras pocos peses de adquirir el club y más allá, le ha dotado de recursos económicos para encarar el tramo final de temporada y afrontar la próxima con garantías. 

Una foto de archivo de Gerard Piqué, propietario del FC Andorra / EFE

Una foto de archivo de Gerard Piqué, propietario del FC Andorra / EFE

Uno de sus principales movimientos estratégicos fue encontrar un patrocinador principal. Tras sondear las propuestas, se decidió por el banco local del Principado, Morabanc. La entidad bancaria también es partner del BCAndorra de baloncesto. Un acuerdo que se presentó semanas atrás con el primer equipo en la fotografía y el staff técnico otra de sus apuestas personales. 

Piqué dio entrada a Gabri y Jorquera, dos conocidos muy cercanos por su pasado azulgrana que sustituyeron a Richard Imbernón al mando del banquillo. También apostó por el talento de La Masía que no consiguió llegar al primer equipo. Fichajes como Fede BessoneAdrià Vilanova, entre otros. 

Soluciones que levantan ampollas

La capacidad económica del central ha dado un giro de 180 grados al Andorra. Unas soluciones más que necesarias para que se cumplan sus aspiraciones deportivas pero que ha despertado recelos en otros equipos. Consideran que la falta de regulación de fichajes adultera la competición con la llegada de nuevos jugadores que dan un salto cualitativo al equipo a media temporada. 

Piqué ha puesto todos los medios, incluso ha comprado un hotel en la zona para que sirva como residencia temporal a los jugadores del primer equipo, para que su Andorra llegue a la élite lo antes posible. Una gestión impecable avalada por su capital y sus contactos que augura un equipo en la élite en los próximos años.

 

Hoy destacamos