Culemaníacos

Ansu Fati, en un partido con el Barça | EFE

Ansu Fati, en un partido con el Barça | EFE

Estremecedor mensaje de Ansu Fati: "El fútbol es mi vida"

El joven delantero blaugrana evidenció en su frustración por una recuperación que no va como se esperaba

Redacción Culemanía @culemanias

31.03.2021 20:48h

1 min

La situación de Ansu Fati preocupa y mucho en el FC Barcelona. El delantero de Guinea-Bisáu sigue en la enfermería desde el pasado 9 de noviembre, cuando fue operado por primera vez de una lesión en el menisco de la rodilla izquierda. El tiempo de baja estimado era de cuatro meses, por lo que en el club lo esperaban para principios de marzo. No obstante, no tardó en complicarse esta lesión al no cicatrizarse como se esperaba. Asimismo, se encontraron con el contratiempo de que cuando Ansu hacía ejercicios con algo de carga, su rodilla volvía a hincharse.

La situación fue empeorando hasta el punto que a principios de enero se le volvió a operar a escondidas, sin dar ninguna información. Una segunda operación que parece que tampoco ha acabado de solucionar sus problemas en la rodilla. En el aire está la amenaza de una tercera operación que podría tener consecuencias a largo plazo para su carrera. 

El delantero de Guinea-Bisáu ha evidenciado a través de las redes sociales su frustración por una recuperación que no avanza tal y como se esperaba. Sin embargo, lejos de derrumbarse, ha querido también dar las gracias a todas las personas que le apoyan diariamente, y ha prometido que "por muchos obstáculos que haya, siempre tendré la ilusión de seguir luchando por mis sueños. El fútbol es mi vida". Por tanto, se muestra optimista Ansu por lo que le espera en el futuro. 

Emotivo mensaje de Ansu Fati en Instagram | REDES

Asimismo, también ha recordado que cuando era cadete ya tuvo que hacer frente a una situación similar. Sufrió una fractura de tibia y peroné que le dejó más de un año lejos de los terrenos de juego. Una experiencia que le sirvió para crecer, igual que está siendo está también. "Hace unos años tuve una lesión grave, fractura de tibia y peroné, estuve casi un año sin poder jugar. Hubo muchos días de sufrimiento y dolor, pero también de mucho aprendizaje, me ayudó a valorar los pequeños detalles. Con mi familia y todos los profesionales que me ayudaron en ese momento, me prometí a mi mismo seguir adelante y trabajar más que nunca para volver hacer lo que más me gusta", ha escrito. 

 
Hoy destacamos