Culemaníacos

Los Boixos Nois en la grada del OL Stadium / TWITTER

Los Boixos Nois en la grada del OL Stadium / TWITTER

Los ultras campan a sus anchas por Europa con el beneplácito de la UEFA

Los aficionados radicales vuelven a la carga siempre que hay competición europea

Redacción Culemanía @culemanias

21.02.2019 13:42h Actualizado: 28.01.2021 10:58 h.

3 min

La semana pasada volvieron la Champions y la Europa League y, con ellas, los problemas con los aficionados más radicales. Lo que parece que ha sabido controlar la Liga es puro descontrol en la competición europea. Primero fueron los fuegos artificiales en el hotel de concentración del Real Madrid en Ámsterdam y esta semana lo sucedido en LyonSevilla.

Este lunes el Barça viajaba a Francia para enfrentarse el martes al Olympique en la ida de octavos de final. La noticia de la previa no fueron las alineaciones de ambos conjuntos sino la vuelta de los Boixos Nois a Europa. Se filtró un vídeo en redes sociales donde los aficionados culés más radicales entraban en el metro.

Este miércoles en la capital de Andalucía se intentaron enfrentar los Biris Norte, ultras de extrema izquierda del Sevilla, y los Irreductibili, el grupo más violento de los aficionados de la Lazio, conocidos por su ideología de extrema derecha. Se necesitaron 500 agentes del cuerpo de policía para evitar la pelea. Sí que sufrieron daños materiales los entornos del Sánchez Pizjuán donde se quemaron motos y se generaron otros desperfectos.

Lo ganado en España se pierde en Europa

La Liga ha hecho pasos agigantados en la lucha contra la violencia en los estadios. Las medidas promovidas por la competición junto a la Comisión Antiviolencia como la de unificar los grupos de animación –como la Grada d’Animació en Barcelona o la grada FANS del Bernabéu– han surgido efecto dentro de los estadios.

En la gran mayoría de campos de España, los aficionados con más ganas de animar a su equipo son controlados por los cuerpos de seguridad en la entrada. La Liga se puso seria cuando un aficionado ultra del Deportivo, Jimmy, murió en 2014 en una disputa contra aficionados del Atlético de Madrid. El problema recae cuando los violentos se juntan en los aledaños del estadio o en los desplazamientos como sucedió en Lyon.

Imagen del PSG - Real Madrid en Champions League / EFE

Imagen del PSG - Real Madrid en Champions League / EFE

La mayor parte de problemas pasan bajo competición UEFA. Sin ir más lejos, el curso pasado en el estadio del PSG se encendieron varias bengalas el en partido contra el Real Madrid. La Comisión de control, ética y disciplina del máximo órgano del fútbol europeo ordenó el cierre parcial de la grada del Parc des Princes y una ridícula multa de 43.000 euros. Una sanción muy discreta si se quiere erradicar la violencia.

No deja de ser sorprendente que los aficionados del Ajax, que despertaron a los jugadores del Real Madrid la semana pasada antes del partido de ida, puedan entrar sin problemas en el partido de vuelta en el Santiago Bernabéu. Los F-Side, como se hacen llamar, y el Ajax no ha recibido ninguna sanción aun que impida viajar a sus aficionados más radicales.

El Barça se desmarca de los problemas en Lyon

Los Boixos estuvieron en el último desplazamiento de los culés en tierras francesas. Se les vio en el metro de Lyon e incluso dentro del estadio donde encendieron bengalas. El club se desmarcó horas después del partido alegando que “los aficionados radicales habían viajado por sus propios medios, al margen de la operativa organizada por el Barça” y que las entradas las adquirieron directamente del club francés.

Los radicales de los blaugranas no solo se las tuvieron, como es habitual, con la policía y los aficionados lyonnais. Según ha podido saber Culemanía, también se encararon con varios aficionados desplazados con la expedición culé debido a los cánticos sobre Cataluña.

Los Boixos Nois en Lyon / TWITTER

Los Boixos Nois en Lyon / TWITTER

Desde 2003, con Joan Laporta en la presidencia, que no se ven a los Boixos Nois como grupo en el Camp Nou. El expresidente no tardó en mostrar su descontento ante la aparición del grupo radical en Lyon.

Se debería de averiguar y saber por qué se ha producido esta situación. Que vayan en autocares organizados por el club, que además tengan facilidad en conseguir entradas... Normalmente, en los desplazamientos, se tiene que ir al hotel donde está hospedado el club a buscar las entradas. Por lo que me han dicho, entraron directamente tal cual llegaron y con un autocar organizado por el club", opinó el exmandatario.

Pésimos precedentes

El curso pasado los enfrentamientos entre radicales ya se llevaron una vida. Sucedió en la vuelta de dieciseisavos de final entre el Athletic Club y el Spartak de Moscú cerca de San Mamés. En un enfrentamiento previo al partido –que se convirtió en batalla campal– murió un ertzaina por infarto.

Parece que la UEFA decide culpar a los clubes sobre el control de sus aficionados radicales pero desde el máximo órgano del fútbol europeo no se hace lo suficiente para regular la situación. Cada eliminatoria en Europa se convierte en un escenario perfecto para ver actuar a los ultras.

 
Hoy destacamos