Culemaníacos

Pancarta de protesta del Schalke 04 contra Hopp: ‘Pedimos perdón a todas las putas por haberlas relacionado con el señor Hopp’ / EFE

Pancarta de protesta del Schalke 04 contra Hopp: ‘Pedimos perdón a todas las putas por haberlas relacionado con el señor Hopp’ / EFE

El fútbol alemán se rebela contra el ‘business’ capitalista

La Bundesliga sigue siendo una de las competiciones que más protege a los aficionados

Guillem Andrés

11.03.2020 11:30h Actualizado: 11.03.2020 11:36 h.

2 min

La evolución del fútbol ha convertido este deporte en un negocio de masas que se preocupa más por los ingresos económicos y que los partidos se puedan ver por todo el mundo que no por los aficionados que generación tras generación ha apoyado a su club. El Camp Nou, por ejemplo, es un claro reflejo de cómo cada día asisten más turistas y se elevan las entradas a un precio prohibitivo para los seguidores locales. Es por eso que desde hace tiempo ya ha arraigado la expresión ‘Against Modern Football’ y varios clubs y aficionados se han rebelado contra la deriva actual del fútbol.

La Bundesliga se rebela contra el propietario del Hoffenheim

El fútbol alemán ha sido siempre una de les expresiones más puras de la naturaleza de este deporte y continuamente ha protegido los aficionados. De esta manera, es una de las competiciones que ofrece entradas más baratas, han negado cualquier posibilidad de jugar partidos de la liga alemana fuera de su país y también fueron los primeros que se rebelaron contra los partidos en lunes.

Otra gran muestra de esta faceta de la Bundesliga es que los clubs están obligados a mantener, como mínimo, el 50% + 1 de las acciones en propiedad de los socios. Esto, por lo tanto, impide que haya un multimillonario que pretenda hacerse cargo del club como ya pasa en muchos equipos de otras ligas.

Acción de juego Schalke 04 - Hoffenheim / EFE

Sin embargo, se hizo una excepción a esta norma que permitía a una persona o empresa puede tener la mayoría de acciones su durante 20 años ha fomentado la actividad económica del club. A esta, se acogieron inicialmente el Bayer Leverkusen y el Wolfsburgo, mientras que en 2015 lo hizo el Hoffenheim. A su vez, también existen situaciones anómalas como el RB Liepzig, ya que la mayoría de socios están vinculados a Red Bull.

Las protestas contra el propietario del Hoffenheim, Dietmar Hopp, han sido continuadas pero recientemente han ido en incremento. El Hoffenheim Bayern de Múnich de hace dos semanas se llegó a parar unos minutos por los insultos de la afición visitante a Hopp. De la misma manera los gritos de ‘Hijo de puta’ se han ido repitiendo. Este pasado miércoles, el Shcalke 04 protestó nuevamente con una pancarta que decía: ‘Pedimos perdón a todas las putas por haberlas relacionado con el señor Hopp’. A su vez, también entra  en cuestión es la ideología de Hopp y el pasado de su familia, ya que su padre fue oficial del partido nazi.

De ahora en adelante, por lo tanto, veremos cuál es la evolución de las protestas y la postura que ocupa la Bundesliga.

 
Hoy destacamos