Culemaníacos

Thierry Henry celebra un gol del Barça en el 2-6 del Bernabéu de 2009. En los fichajes de jugadores franceses ha habido más chascos que alegrías / REDES

Thierry Henry celebra un gol del Barça en el 2-6 del Bernabéu de 2009. En los fichajes de jugadores franceses ha habido más chascos que alegrías / REDES

Futbolistas franceses en el Barça: más chascos que alegrías

La sentencia Bosman aceleró la llegada de jugadores galos al club azulgrana

Lluís Regàs @LluisRegas

14.05.2022 00:31h

3 min

El FCBarcelona ha rescindido esta semana el contrato de Kays Ruiz, un centrocampista francés que regresó al club tras fichar por el PSG. Futbolista con mucha clase, ha fracasado en el Barça B por su poca cabeza. El club azulgrana, históricamente, ha tenido grandes futbolistas franceses. Algunos han triunfado, pero muchos han decepcionado. Los chascos han sido mayores que las alegrías.

René-Victor Fenouillère, en 1903, fue el primer futbolista francés que jugó en el Barça. A principios del siglo pasado también jugaron Henry Normand, Jim Carlier, Maurice Bigué y Jean Verdoux. Después de la Segunda Guerra Mundial fichó Jules Robusco y el primer jugador galo que triunfó en el club azulgrana fue Lucien Muller, que también fue el primer entrenador del Barça con Núñez de presidente.

Lucien Muller

Lucien Muller, en su etapa como futbolista del Barça / ARCHIVO

Sentencia Bosman

La contratación de futbolistas franceses se aceleró en el Barça tras la sentencia Bosman, en 1995. Inicialmente, con poco éxito en la mayoría de los casos. Con Núñez en la presidencia, el club fichó a Blanc, Dugarry y Dehú. Con Gaspart llegaron Dutruel, Petit y Christanval. Los tres, con un rendimiento muy bajo. De Christanval se dijo que era el nuevo Beckenbauer y el Barça pagó unos 15 millones de euros por él. Dos años después de su llegada fue traspasado al Olympique de Marsella

Dugarry

Dugarry, uno de los peores delanteros de la historia del Barça / ARCHIVO

Emmanuel Petit, un centrocampista que se había proclamado campeón del mundo con Francia en 1998, llegó al Barça acompañado de Overmars. Ambos formaron parte del Arsenal que ganó el doblete en 1998. En verano de 2000, el club azulgrana pagó 53 millones de euros por ambos. Petit siempre fue por libre. Nunca tuvo buena sintonía con sus compañeros. En 2001 fue traspasado al Chelsea.

Petit, en un partido con el Barça

Petit, en un partido con el Barça / REDES

Abidal y Henry

Con Laporta de presidente, el Barça contrató a Giuly, Thuram, Abidal y Henry, con un rendimiento satisfactoria menos en el caso del central. Por Henry, un crack Mundial, el club azulgrana pagó 24 millones de euros en 2007. “He vuelto a aprender a jugar al fútbol en el Barça”, dijo Henry tras ganar la Champions de 2009. Menos mediático era Giuly, por quien el Barça abonó seis millones de euros al Mónaco y tuvo bastante protagonismo en el equipo de Frank Rijaard que ganó la Champions de 2006. Protagonismo y carisma tenía Abidal, muy querido por la afición barcelonista.

Abidal, en la temporada 2010 11 : REDES

Abidal, en la temporada 2010-11 / REDES

El Barça se especializó en fichar defensas en la segunda década del siglo XXI. Al Camp Nou llegaron Mathieu, Digne, Umtiti, Lenglet, Todibo y Griezmann. Es decir, cinco defensas y un delantero. 

Los problemas de Umtiti

El fichaje más celebrado, posiblemente, fue el de Umtiti. En 2016, el Barça pagó 25 millones de euros al Olympique de Lyon. Con un gran rendimiento en las primeras dos temporadas, el club prorrogó su contrato hasta 2023 ante la amenaza de que el Manchester United abonara los 60 millones de euros de su cláusula de rescisión.

Samuel Umtiti en el primer amistoso de pretemporada, ante el Nàstic de Tarragona / FCB

Samuel Umtiti en el primer amistoso de pretemporada, ante el Nàstic de Tarragona / FCB

Los servicios médicos del Barça alertaron del mal estado de la rodilla de Umtiti para frenar la renovación. El expresidente Bartomeu firmó una generosa mejora contractual del defensa francés. Su lesión se agravó durante el Mundial de Rusia de 2018. En el club azulgrana le recomendaron que se operara, pero él optó por un tratamiento conservador y nunca más fue un jugador fiable. En enero, difirió su salario hasta 2026 y Umtiti simboliza el fiasco de muchos franceses que ficharon por el Barça.

Antoine Griezmann en una acción contra la Real Sociedad, en la victoria del Barça en su debut en Liga / FCB

Antoine Griezmann en una acción contra la Real Sociedad, en la victoria del Barça en su debut en Liga / FCB

Mucho más mediático y sonado fue el fichaje de Antoine Griezmann. El Barça pagó 120 millones de euros por él al Atllético en 2019 y después abonó otros 15 millones más para evitar una posible demanda. Griezmann nunca justificó su elevada inversión y el último día del pasado mercado de verano fue cedido, por dos temporadas, al Atlético. 

 
Hoy destacamos