Culemaníacos

Los jugadores del Barça B en la celebración del gol de Konrad / FC Barcelona

Los jugadores del Barça B en la celebración del gol de Konrad / FC Barcelona

Un golazo de Konrad devuelve la sonrisa al Barça B

El filial culé consigue una importante victoria frente al Lleida

Felipe Moreno Corral @morenfe94

29.11.2020 20:27h

2 min

Después de tres jornadas en las que el Barça B ha jugado de visitante, hoy acogía en el Estadio Johan Cruyff al Club Lleida Esportiu. Los visitantes llegaban con una cómoda cuarta posición en la tabla mientras que los locales necesitaban ganar tras tres derrotas consecutivas.

El gran protagonista del Barça B fue Konrad de la Fuente. Primero partió desde la derecha, pero finalmente jugó la gran mayoría de los minutos en la otra banda donde demostró superioridad frente a su marcador. Desde ese costado creó mucho peligro y anotó un gran gol que le sirvió al filial para llevarse el gato al agua (2-1).

Comienzo decisivo

El Barça B empezó el encuentro con decisión y materializó su domino a los 11 minutos de juego con el gol de Nils Mortimer. Peque Polo robó el cuero en el centro del campo, avanzó con velocidad y descargó a su lado izquierdo para que Mortimer cruzara el balón, de izquierda a derecha, imposible para el cancerbero Pau Torres.

Celebración del Barça B en el gol de Nils Mortimer / FC Barcelona

Celebración del Barça B en el gol de Nils Mortimer / FC Barcelona

El equipo leridano reaccionó tras el gol recibido y en varias ocasiones inquietó la portería del hoy portero titular, Arnau Tenas. Sin embargo, el filial aguantó las acometidas y fue creciendo durante los minutos finales de la primera parte.

El Barça B de Konrad

En el segundo tiempo el filial continuó el dominio que había ejercido al final de los primeros 45 minutos. En la portería del Lleida no pudo seguir Torres por lesión y entró en su lugar Víctor Vidal. Prácticamente en el ecuador de la segunda parte, Konrad anotó el segundo que le daba cierta tranquilidad al conjunto culé.

El tanto de Konrad fue fruto de una buena jugada individual en la que, desde fuera del área, recortó hacia dentro y disparó al primer palo del portero. Un disparo raso y tenso que sorprendió al portero visitante. Un verdadero golazo que demuestra la categoría del canterano.

El estadounidense se mostró pletórico durante todo el encuentro. En el primer envite protagonizó una de las mejores jugadas del partido. Burló a dos defensores con su habilidad e intento un remate con rosca. No obstante, el guardameta estuvo atento y despejó sin problemas.

Tocó sufrir

En el 70 Peque pudo sentenciar el encuentro. En un balón parado Jandro Orellana, el más listo de todos, encontró libre a Peque para rematar mano a mano frente a Vidal. Este detuvo con una intervención más propia del fútbol sala que del fútbol 11.

Nicolás González en una acción / FC Barcelona

Nicolás González en una acción / FC Barcelona

Sin embargo, y a imagen y semejanza de este comienzo de temporada para el filial, no podía ser tan fácil llevarse los tres puntos. A lo largo de la segunda parte el Lleida fue creciendo hasta conseguir en el 76 un gol que le dio esperanza hasta el final. Tras un centro, el central blaugrana Arnau Comas acabó marcando en propia meta en un intento de despeje.

Tres puntos que dan la vida

Finalmente, los de García Pimienta se llevaron tres puntos fundamentales para respirar en la clasificación. La necesidad era vital para los culés y aunque el Lleida acabó el encuentro acometiendo el área rival, el Barça B aguantó el resultado.

Con 7 puntos el filial sale del pozo y ya no ocupa la posición de colista. El Lleida por su parte se queda en la cuarta posición, puesto que da la posibilidad del ascenso, empatado a puntos con el Andorra.

 
Hoy destacamos