Culemaníacos

Higgins celebra con Abrines una canasta ante Maccabi | FCB

Higgins celebra con Abrines una canasta ante Maccabi | FCB

Golpe de efecto de un Barça candidato a todo

Los hombres de Pesic pasan por delante de uno de los grandes favoritos a llevarse la Euroliga, el Maccabi de Tel Aviv

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

22.11.2019 23:07h Actualizado: 22.11.2019 23:23 h.

3 min

Golpe de autoridad del Barça, que certifica una semana perfecta en Euroliga. Los hombres de Pesic se impusieron en un partido durísimo y muy intenso a uno de los colosos de la máxima competición continental, el Maccabi de Tel Aviv (96-73). Los israelís pusieron en muchos aprietos a los culés en la primera mitad, donde no permitieron a los azulgranas un ritmo alto de juego ni anotar fácilmente.

No obstante, un Barça desatado tras la salida de los vestuarios, y comandado por un excelente Nikola Mirotic, consiguió hacer despertar al Palau Blaugrana y conseguir una ventaja que no dejó de crecer en los minutos finales. 

La trampa israelí

Los primeros instantes de encuentro ya demostraron que el de hoy era un partido decisivo, y que los que se enfrentaban en la pista del Palau Blaugrana eran dos de los mejores conjuntos de la actual Euroliga. El Barça intentó desde el primer minuto dominar el partido y dar una velocidad endiablada a sus ataques. Comandados por un eficaz Mirotic en el primer cuarto, los azulgranas intentaron distanciarse rápidamente en el marcador. 

Sin embargo, el Maccabi venía con la lección aprendida del partido del pasado miércoles del Fenerbahce en la pista culé. Apretaron en defensa y buscaron un tipo de juego mucho más físico y con incontables faltas personales para bajar el ritmo anotador de los hombres de Pesic. Con el cronómetro parado cada pocos segundos por las constantes paradas, el Barça se salió del encuentro y cayó en la trampa planteada por el conjunto israelí, que se marchó al descanso con tres puntos de ventaja (43-46). 

Golpe de autoridad culé

Los azulgranas salieron de los vestuarios tras el descanso dispuestos a escapar del enredo planteado por Maccabi y llevar el partido a su terreno. Y en el tercer cuarto se juntaron todos los elementos que convierten al Barça en un equipo prácticamente imparable. Empezando por disfrutar del baloncesto. Y es que los hombres de Pesic fueron protagonistas de una defensa intensa y muy altruista por parte de todos los jugadores culés que, junto a la eficacia y el rápido movimiento de balón en ataque, les permitieron sacar una ventaja de más de diez puntos en apenas minutos. 

Los tremendos minutos protagonizados por el Barça, comandados por un Nikola Mirotic estelar, consiguieron por fin despertar a un Palau Blaugrana prudente hasta el momento, pero que cuando se desveló, lo hizo a lo grande. A través de la defensa, los culés consiguieron la confianza que no habían tenido en los primeros veinte minutos. 

Y en el último cuarto, con los hombres de Pesic destados, la ventaja no dejó de aumentar ante un Maccabi incrédulo y precipitado. La intensidad de los israelís en los primeros minutos desapareció por completo ante un Barça que dio un nuevo golpe de autoridad en la Euroliga y volvió a demostrar que lo tiene todo para luchar este año por estar en la cima continental.

Un Mirotic eminente

Cuando la cúpula culé apostó en verano por hacer un esfuerzo enorme para traer a Nikola Mirotic a Barcelona, seguramente fue por estos partidos. El hispano-montenegrino fue protagonista de una actuación estelar y fue capaz de aparecer cuando el equipo más lo necesitaba. 

Mirotic fue el mejor ante Maccabi | FCB

Mirotic fue el mejor ante Maccabi | FCB

El ala-pívot fue esencial para el equipo en todas las facetas del juego y acabó el partido con un doble-doble, al anotar 25 puntos y recoger 14 rebotes para un 35 de valoración. Estuvo bien acompañado por un Cory Higgins que se fue a los 15 puntos. 

 
Hoy destacamos