Culemaníacos

Cory Higgins en su presentación como nuevo jugador del FC Barcelona / EFE

Cory Higgins en su presentación como nuevo jugador del FC Barcelona / EFE

La gran revolución que prepara el Barça de baloncesto

El equipo azulgrana quiere volver a lo más alto a nivel nacional e internacional

Pau Beya Acero @pbeya96

04.07.2019 00:24h

3 min

Nueve años sin levantar una Euroliga, cinco sin acceder a la Final Four y otros cinco sin lograr la ACB son demasiados para un equipo com el FC Barcelona. Aunque este curso se ha dado un paso adelante respecto a los anteriores, falta subir un escalón más para ser verdaderamente aspirantes en todas las competiciones, tanto nacionales como internacionales.

El club prepara una gran revolución con la que la plantilla dé un salto de calidad notable. Svetislav Pesic seguirá en el banquillo del Palau Blaugrana, pero habrá como mínimo un cambio en todas las posiciones excepto en la del base, donde la entidad ha reiterado su confianza en Kevin Pangos y desea que Thomas Heurtel, el mejor jugador y más decisivo este curso, renueve.

La primera incorporación no ha tardado en producirse. Este miércoles, el FC Barcelona hizo oficial el fichaje de Cory Higgins para las próximas tres temporadas. El escolta, de 30 años, llega procedente del CSKA de Moscú, campeón de la última edición de la Euroliga. El americano fue uno de los jugadores más destacados del conjunto ruso: anotó 14,9 puntos por partido con un porcentaje de tiro cercano al 50%. Refuerzo de lujo.

¿Los siguientes?

Y no será el único. Según ha informado el Barça este miércoles, el club ha fichado a Brandon Davies, pívot de 27 años que esta última campaña ha militado en el Zalgiris Kaunas. Es un jugador atlético y con un gran físico que quedó tercero en la tabla de anotadores en la pasada edición de la Euroliga. Metió 14,2 puntos por encuentro y cazó 5,5 rebotes para un total de 17 de valoración por partido.

También parece cerca el fichaje de Álex Abrines, que ya militó en el FC Barcelona entre 2012 y 2016, etapa en la que ganó una Liga ACB, una Copa del Rey y una Supercopa. Una vez superados sus problemas personales, que él mismo reconoció en su cuenta personal de Twitter, está preparado para volver a la competición. Regresaría al Palau tres años después con más de 150 partidos NBA en las espaldas. Letal desde los 6,75, sería otro de los jugadores llamados a tomar responsabilidades en los momentos calientes.

La joya de la corona del proyecto será, con casi total probabilidad, Nikola Mirotic. El hispano-montenegrino sigue teniendo grandes ofertas en la NBA, donde en sus dos últimas temporadas ha promediado más de 15 puntos y 7 rebotes por partido, pero tras un lustro en América desea volver a Europa, aunque eso suponga rebajarse el sueldo. Eso sí, en caso de que se concretara su fichaje, el ala-pívot se convertiría en el jugador mejor pagado del continente: cobraría 4 millones el primer curso, 4,5 el segundo, 5 el tercero y, si ampliara su contrato un año más, 5,5 en el cuarto.

Más presupuesto

Siempre que estos fichajes se acabaran realizando, el FC Barcelona se vería obligado a aumentar el presupuesto de la sección de baloncesto en unos 10 millones de euros, o quizás algo más. La entidad catalana tenía presupuestados 32 millones en gastos el pasado curso, una cifra que deberá crecer tras la llegada de Higgins, que cobrará algo más de 3 millones brutos por temporada y que se dispararía con las operaciones de Davies, Abrines Mirotic.

Nikola Mirotic lanza a canasta en un partido con los Milwaukee Bucks / EFE

Nikola Mirotic lanza a canasta en un partido con los Milwaukee Bucks / EFE

Hay que recalcar que, evidentemente, el club azulgrana se desprenderá de ciertos jugadores que este pasado curso no dieron el nivel esperado. Los casos más flagrantes son los de Kevin Seraphin, que acabó enfrentado con Pesic, y Chris Singleton, que pese a ser el mejor pagado no demostró tener dotes de líder. Ambos terminaban contrato el 30 de junio. El francés se marchará por la puerta de atrás, mientras que la renovación del americano solo se producirá si el fichaje de Mirotic se tuerce.

El FC Barcelona hará un esfuerzo económico en una sección, la de baloncesto, que ya de por sí es la más deficitaria del club. Los resultados deportivos dirán si el aumento de presupuesto y el incremento de los gastos valen la pena. Como mínimo, si todos los nombres mencionados acaban vistiendo de azulgrana, se logrará algo que faltaba en los últimos años: que el equipo despertara verdadera ilusión en el equipo. Aunque sin títulos no servirá de nada. 

 

Hoy destacamos