Culemaníacos

Gerard Piqué durante el encuentro ante el RCD Espanyol /FCB

Gerard Piqué durante el encuentro ante el RCD Espanyol /FCB

El grave error de Pol Lozano que condenó al Espanyol

El jugador fue expulsado al principio de la segunda mitad

Cristina Balaguer

09.07.2020 11:58h

2 min

El derbi entre FC Barcelona y RCD Espanyol fue intenso y estuvo marcado por el solitario gol de Luis Suárez, dos expulsiones y la confirmación del descenso del Espanyol a Segunda División después de 27 años. La primera parte fue relativamente tranquila pero la segunda mitad fue movida desde el primer momento.

Quique Setién realizó un cambio, quitó a Nelson Semedo para meter a Ansu Fati en el campo. Sergi Roberto retrasó su posición y el canterano se colocó delante junto a Leo Messi, Luis Suárez y Antoine Griezmann. Poco duró en el campo. Tras cerca de cinco minutos de juego, Ansu Fati cometió una dura falta sobre Calero y aunque al principio le mostraron la amarilla, el VAR pidió al árbitro que comprobase las imágenes. 

Tras visionar de nuevo la jugada, el colegiado Munuera Montero no dudó y le mostró la roja al jugador del filial azulgrana. Ansu Fati se marchó del campo incrédulo entre las protestas al árbitro de sus compañeros y los aplausos de Gerard Piqué. Precisamente fue el central el protagonista de una acción posterior que también definió el partido. 

Ansu Fati cometiendo la falta por la que ha sido expulsado /EFE

Ansu Fati cometiendo la falta por la que ha sido expulsado /EFE

Pocos minutos después de la roja al azulgrana, un jugador del Espanyol hizo una falta muy similar. Pol Lozano redujo las opciones de su equipo haciendo una falta a Piqué que le hacía marcharse al vestuario nada más comenzar la segunda parte. El conjunto de Rufete no tuvo la oportunidad de aprovechar la superioridad numérica. La situación se repetía y el colegiado mostraba una amarilla que cambiaba por una roja al visionar de nuevo las imágenes. 

La falta de Pol Lozano a Gerard Piqué /REDES

La falta de Pol Lozano a Gerard Piqué /REDES

Aunque el Barça tuvo el control del partido con el 75% de la posesión, el Espanyol tuvo oportunidades. Disparó 11 veces, tres de ellas fueron a puerta y además dispuso de seis saques de esquina. Ninguna terminó entrando en la portería de Ter Stegen. Después de 27 años el equipo baja a la división de plata. 

El Barça continuará peleando por el título de Liga y se enfrentará al Valladolid el sábado a las 19:30h. Los de Setién deberán conseguir la victoria para mantener la distancia con el Madrid. El Espanyol ya no puede hacer nada por mantener la categoria pero debe continuar con los partidos restantes. El próximo, el domingo ante el Eibar

 
Hoy destacamos