Culemaníacos

Luis Suárez y Antoine Griezmann celebran un gol en el Gamper / EFE

Luis Suárez y Antoine Griezmann celebran un gol en el Gamper / EFE

“Griezmann no puede competir con Luis Suárez” o el fichaje que preocupa

El barcelonismo opina sobre el rol del francés en el equipo y su adaptación a la disciplina azulgrana

Antoine Griezmann se quedó, por primera vez, sin disputar un solo minuto en la goleada del Barça ante el Sevilla (4-0). Un encuentro vital antes del parón de selecciones para seguir en la zona alta de la clasificación y por el que Valverde decidió no recurrir a la calidad del francés. Todo lo contrario. Revolucionó el once y dio entrada a Dembelé para abrir la banda con su velocidad y desborde.

Una apuesta que surtió efecto, junto a la de Arturo Vidal, y que no parece que responda a una necesidad de rotaciones y descanso. El técnico extremeño apostó por un juego menos estático y más profundo en las bandas para batir al Sevilla y acertó pese a los malos primeros 25 minutos del conjunto azulgrana.

Dembelé fue de más a menos, pero sentenció el partido con su primer gol de la temporada y el tercero de la noche. 

La rivalidad que viene

Hasta la fecha Griezmann se ha ubicado en todos los partidos en la banda izquierda. Una zona que conoce de su etapa en la Real Sociedad pero que no saca sus mejores virtudes, especialmente sin espacios. La evolución de su juego, especialmente en el Atlético de Madrid, le llevó a ser el segundo delantero, sin la necesidad de desbordar ni regatear. 

En nueve jornadas de Liga, apenas ha brillado en esa posición y parece que el tridente de la MSG deberá convertirse en un futuro en la MSD o la MGD. Es decir, Messi, Suárez y Dembelé o Messi, Griezmann y Dembelé.

Una apuesta que se prevé de cara al futuro, dada la edad de Suárez, pero que se presenta difícil este curso visto su reciente rendimiento y su importancia en el equipo. Griezmann no es un delantero centro pero podría asumir ese rol en un futuro lejano, o al menos, eso es lo que opina la afición culé. Culemanía salió a la calle a conocer la opinión de la afición culé antes del choque ante el Sevilla y el veredicto está claro: No es rival para Suárez y necesita más tiempo.

Dos cuestiones en las que todos los cuestionados coincidieron, aunque algunos mostraron más contundencia: "Griezmann no puede competir con Luis Suárez, él no es un delantero centro, es imposible. Es un gran jugador que poco a poco se ira acoplando" mientras otros piden paciencia: "Todavía tiene que adaptarse, necesita un poco más de tiempo". 

Celebración exagerada

Asimismo, mientras algunos discrepan y creen que la posición de Suárez "le iría ideal", nadie olvida su celebración en su doblete ante el Betis. "Lo del confeti fue un error, aquí por dos goles no triunfas". Todos se mostraron felices por el fichaje del francés y la mayoría de aficionados reconocieron que necesita tiempo. "Tiene suficiente calidad como para adaptarse a nuevas posiciones,  tendrá que adaptarse para lo que el equipo necesita" o "necesita rodaje, no como futbolista, sino para entender la inteligencia del fútbol del Barça" destacaron algunos. 

Todos confían en el francés, pero de momento no es competencia para Suárez, solo una buena alternativa.

 

Hoy destacamos