Culemaníacos

Una foto de Marc André Ter Stegen y Manuel Neuer durante un entrenamiento con la selección alemana / EFE

Una foto de Marc André Ter Stegen y Manuel Neuer durante un entrenamiento con la selección alemana / EFE

La guerra fría de Ter Stegen con Neuer se pone al rojo vivo

El guardameta azulgrana intentó cerrar la polémica ante los medios de comunicación, pero la realidad parece ser otra

Claudia Granja @c_granjafranch

09.10.2019 16:01h

2 min

Parón de selecciones, calma y tranquilidad en la Ciutat Esportiva Joan Gamper, pero tensión máxima en una de las selecciones candidatas a luchar por la Eurocopa 2020, la Alemania de Joachim Löw. El Barça dejó los deberes hechos antes de desprenderse de sus internacionales, un total de 11 futbolistas, venciendo al Sevilla en el Camp Nou, pero ahora el foco se cierne en una de las polémicas que más ha perseguido estas últimas semanas a uno de los héroes del barcelonismo. 

Ter Stegen volvió a la selección alemana, un conjunto en el que es un indiscutible, pero en el que ha vivido hasta ahora relegado a la suplencia. La figura de Neuer, capitán del conjunto bávaro, le ha condenado al ostracismo y a la suplencia continuada. Una situación que el cancerbero alemán está dispuesto a cambiar le pese a quien le pese, tal y como ocurrió cinco años atrás con Claudio Bravo en el FC Barcelona. 

El azulgrana es un jugador extremadamente ambicioso, profesional y uno de los líderes del conjunto catalán. Un rol que quiere trasladar a su selección y que ya le ha costado algún disgusto. 

La polémica

El cruce de declaraciones entre canceberos avivó una polémica que viene de largo. El nivel de Ter Stegen supera con creces al de Neuer. El guardameta del Bayern de Munich hace temporadas que dejó de ser el portero que fue y el azulgrana entiende que es el momento de heredar su lugar. Un cambio de ciclo en toda regla. 

Ter Stegen celebrando la victoria contra el Inter de Milán / FC Barcelona

Ter Stegen celebrando la victoria contra el Inter de Milán / FC Barcelona

Tras intercambiar puntos de vista y agudizar la situación con las amenazas de Uli Hoeness, presidente del Bayern de Munich --quien llegó a asegurar que no cedería a jugadores si Ter Stegen se hacía con la titularidad de la selección-- Ter Stegen quiso poner calma dentro del combinado alemán para la semana que se viene donde compartirán vivencias y entrenamientos 24/7. 

En la rueda de prensa ofrecida antes de medirse a Argentina, en el amistoso donde Ter Stegen será titular, el azulgrana negó cualquier tipo de mala relación con su compañero: "No estoy peleado con ManuelNeuer sabe que cuando hice esas declaraciones iban por mí, no por él. Tenemos una buena relación, muy profesional, hablamos mucho pero este tema no ha sido motivo de discusión entre nosotros" y remarcó: "Es una relación buena y sin ningún tipo de enfrentamiento". 

La duda

Sus palabras generaron cierta duda en la sala y así se trasladó al resto de medios de comunicación. Unas palabras que sonaron a discurso conciliador más que a una realidad patente. Este miércoles, los dos guardametas compartieron sesión de entrenamiento donde, según informó el programa Jugones, ninguno de los se miró a los ojos durante toda la sesión.

Una tensión patente que está lejos de acabar y a la que solo puede poner fin el seleccionador alemán.

 

Hoy destacamos