Culemaníacos

Busquets, Xavi e Iniesta, cuando jugaban juntos | FCB

Busquets, Xavi e Iniesta, cuando jugaban juntos | FCB

Los herederos del tridente Busquets-Xavi-Iniesta, en apuros

El Barça no ha sido todavía capaz de encontrar a sus líderes en el centro del campo

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

26.12.2019 22:59h Actualizado: 26.12.2019 23:35 h.

3 min

Uno de los momentos más difíciles en la historia de un club es cuando llega el momento de reemplazar a algunos de sus fubolistas más importantes de su historia. Jugadores que han tenido un papel fundamental en los grandes triunfos del equipo, y con una sombra muy alargada a la que es extremadamente complicado encontrarles un sustituto. 

Un hecho que está provando el Barça en la actualidad con sus propias carnes, y al que todavía le quedan unos cuantos años de seguir sufriendo. En verano de 2014, Xavi fue el primer integrante del famoso centro del campo formado por él, Busquets e Iniesta que decidió romper esta tripleta histórica. Tres futbolistas que entendieron a la perfección lo que exigía el estilo de juego del conjunto azulgrana, y que conformaron el mejor medio del campo de la historia del club. Y no solo a nivel de resultados, sino también por la fluidez y la belleza que aportaron al equipo en cada partido. 

Tras la marcha del de Terrassa rumbo a Qatar, todo fue mucho más difícil. Llegó Rakitic, que se convirtió rápidamente en una pieza indispensable por la estabilidad que daba al equipo, pero ya no era lo mismo. Y todo acabó de derrumbarse en verano de 2018, cuando el de Fuentealbilla decidió poner punto y final a su etapa como culé y marcharse a Japón. 

Busquets, el único superviviente

Busquets es el único integrante del famoso tridente que sigue en el Barça. No obstante, con 31 años su rendimiento físico está empezando a caer en declive, y en el club poco a poco están trabajando en encontrarle un heredero. Sin embargo, una tarea que ya de por si se intuía muy difícil cada día que pasa se está complicando más. 

En el club quieren que sea un futbolista del filial el que sustituya al de Badia del Vallès en el centro del campo. De momento, hay dos futbolistas de la casa que vienen tirando muy fuerte pero que, por desgracia, no han conseguido ganarse la confianza de Valverde y ser importantes en el primer equipo: Carles Aleñá y Riqui Puig. El de Mataró acaba de cerrar su cesión al Betis, donde intentará conseguir los minutos que no ha tenido en el Camp Nou; y por su parte, Puig podría salir también como cedido en las próximas semanas.

Sergio Busquets en una acción contra el Mallorca / FC Barcelona

Sergio Busquets en una acción contra el Mallorca / FC Barcelona

Eso sí, en ninguno de los dos casos se trata de un punto y final a su etapa como azulgranas. En el Barça no contemplan su venta, y tras sus respectivas cesiones, la idea es que vuelvan para ser importantes, una vez se haya solucionado el overbooking actual de los culés en el centro del campo. 

De Jong despierta la ilusión

El unir a De Jong junto a Arthur esta temporada era, sin lugar a dudas, emocionante e ilusionante. El holandés llegó al equipo azulgrana tras comandar prácticamente él solo a un Ajax heroico el curso pasado, donde estuvieron cerca de llegar a la final de la Champions y ya dejaron por el camino a Real Madrid y Juventus. Y en pocos meses, su rendimiento no ha decepcionado. 

De Jong ha demostrado que tiene el juego de posesión y de toque en sus venas, lo que le ha permitido adaptarse al estilo de juego del Barça muy fácilmente. Pero no solo eso, sino que se ha ganado también al vestuario gracias a su perfeccionismo y a sus constantes ganas de superarse. Con solo 22 años, es ya una pieza clave en el centro del campo azulgrana, y ha sido titular en 21 de los 24 partidos que han disputado esta temporada. 

Sin duda, el ex del Ajax ha entrado con fuerza y es de los pocos centrocampistas que han llegado al Camp Nou en los últimos años al que se le puede dedicar el gran honor y la gran responsabilidad de ser uno de los herederos de Xavi e Iniesta.

Arthur no acaba de dar el nivel

No obstante, al equipo culé le toca todavía encontrar al acompañante de De Jong en el medio para ser los dos sucesores de las leyendas azulgranas. Arthur, por su estilo de juego y su manera de moverse y controlar el balón, ilusionó desde el primer día a la hinchada culé, que rápidamente le comparó con Xavi. 

Sin embargo, su temporada está siendo muy enigmática. Empezó teniendo una gran importancia y con la confianza de Ernesto Valverde, pero con el paso de las jornadas empezó a quedarse fuera de las convocatorias sin motivo aparente. Además, actualmente está de baja por una enigmática pubalgia sobre la que el club no ha dado muchas explicaciones, y no se sabe nada de cuándo volverá a aparecer.

Todos estos problemas están despertando las sospechas de muchos aficionados, que cada vez están desconfiando más en el brasileño y perdiendo en él toda la ilusión que había despertado en sus primeros días. Lo mejor es que tiene todavía 23 años y mucho margen de mejora, pero es él el que tiene que dar un paso al frente para demostrar que quiere ser grande en el Barça. 

 

Hoy destacamos