Culemaníacos

Una foto de Clément Lenglet en un partido del Barça / EFE

Una foto de Clément Lenglet en un partido del Barça / EFE

La historia de cómo Lenglet dijo no a la Juventus

El francés, que vive un momento dulce de azulgrana, prefirió tener continuidad a fichar por un grande dada su juventud

Claudia Granja @c_granjafranch

23.01.2019 13:55h Actualizado: 23.01.2019 16:27 h.

2 min

Clément Lenglet vuelve este miércoles a un estadio con el que cautivó a la afición sevillista. Actuaciones de categoría con una camiseta que también llamaron la atención de la secretaría técnica azulgrana que consumó su fichaje hace seis meses. El Sevilla no puso ninguna facilidad a las negociaciones, consciente del talento en defensa que perdía, y el Barça tuvo que pagar la cláusula de rescisión del jugador –35 millones de euros– para hacerse con sus servicios. 

Seis meses después, su rol principal, el de suplente de Gerard Piqué y Samuel Umtiti ha cambiado totalmente. La lesión de su compatriota, que todavía no tiene fecha de regreso, le ha catapultado a la titularidad y su rendimiento no ha podido ser mejor. Una seguridad que confirma las sospechas de la Juventus cuando quiso fichar al jugador a la edad de 19 años.

En una entrevista concedida a El País, el jugador azulgrana repasó la actualidad y habló sobre su no a la Vecchia Signora. Una decisión que no fue fácil, pero por la que tuvo total apoyo familiar. 

Suplente asegurado

Como pasó con el Barça cuando se oficializó su fichaje, Lenglet llegó al Camp Nou para ser suplente de los dos centrales titulares azulgranas. Una situación muy similar a la que vivió cuando escuchó la oferta de la Juventus, pero que cambió por su edad. 

"Tenía 19 años, después de solo haber jugado seis meses en la segunda división de Francia. La Juve tenía una defensa de puta madre [sic], con Barzagli, Bonucci y Chiellini.. En ese momento, lo más importante para mí era jugar para crecer. Necesitaba aprender. Algo que necesitas siempre, pero mucho más a esa edad. El dinero es importante, pero lo que a mí me mueve es el balón". 

Una foto de Lenglet durante el partido frente al Sevilla / EFE

Una foto de Lenglet durante el partido frente al Sevilla / EFE

Una decisión que su familia, principal apoyo y motivación para ser jugador de fútbol, respetó: "Mi padre jamás me dijo algo o me presionó para que firmara por la Juventus. Al contrario, me dijo que hiciera lo que sintiera" y añadió: "Todo es mucho más fácil cuando tu familia te deja pensar y cuanto no tienes esa presión económica. Esa paciencia me ha ayudado mucho. Probablemente he perdido dinero y tiempo, pero estoy orgulloso de la decisión", sentenció. 

Obsesionado con mejorar

Desde su llegada a la Ciudad Condal, desde el club catalán siempre han destacado su profesionalidad y compromiso. Sus compañeros y staff técnico han vivido su evolución en primera persona. Una mejora que la afición del Barça avala, pero que el central mantiene en cuestión.

"No puedo hablar por los demás, pero yo miro fútbol todo el tiempo. En general, es difícil dormir después de los encuentros. Entonces, cuando llego a casa busco en la televisión el partido que he jugado y observo mi rendimiento. También me gusta ver los partidos de mis amigos y los de los próximos rivales" algo que le permite analizarse.

Clement Lenglet despeja un balón aéreo / EFE

Clement Lenglet despeja un balón aéreo / EFE

"Tengo muchas cosas que corregir. En el campo me doy cuenta cuando cometo un error. Me acuerdo del momento y cuando llego a casa espero a ese minuto del juego y estoy atento para ver qué me ha pasado y por qué he cometido ese error". Una obsesión que le ha permitido mejorar su rendimiento y su adaptación al fútbol azulgrana en pocos meses. 

Este miércoles volverá a ver a sus excompañeros en un estadio que califica de especial donde creció para poder llegar al club en el que quiere quedarse, y como ha explicado en varias ocasiones, poder convertirse en el sucesor de Piqué.

 
Hoy destacamos