Culemaníacos

Antoine Griezmann y Frenkie de Jong en su primer entrenamiento como culés / EFE

Antoine Griezmann y Frenkie de Jong en su primer entrenamiento como culés / EFE

Holandeses y franceses, dos estirpes con arraigo en el Camp Nou

Frenkie de Jong será el 20º neerlandés; Griezmann, el 25º galo

Pau Beya Acero @pbeya96

18.07.2019 23:55h Actualizado: 09.10.2019 20:20 h.

3 min

Antoine Griezmann Frenkie de Jong son los dos grandes fichajes del FC Barcelona hasta el momento. Están llamados a dar ese salto de calidad que necesita la plantilla para volver a levantar, un lustro después, la Champions League. El delantero debe aportar desequilibrio, visión de juego, peligro y mucho gol. El centrocampista será el encargado de llevar la manija del equipo y dar salida al balón desde atrás.

Ambos forman parte de dos de las nacionalidades que más jugadores han aportado a la entidad catalana. Salvo España Brasil, ningún otro país ha dado tantos futbolistas al Barça como Holanda FranciaFrenkie será el 20º neerlandés que viste la elástica azulgrana y Griezmann, el 25º galo.

De Cruyff a De Jong

Por lo que respecta a los Países Bajos, el pionero fue Johan Cruyff. El 14 jugó en el Camp Nou entre 1973 y 1978. Es, sin duda, el gran ídolo holandés y el referente gran parte del barcelonismo. Su legado no se limitó a ese lustro, sino que también marcó una época desde el banquillo y llevó a la entidad a levantar su primera Copa de Europa en 1992. Como jugador, Johan coincidió con Neeskens.

El siguiente neerlandés en vestir la camiseta azulgrana fue Ronald Koeman, el héroe de Wembley. Tras él, llegaron WitschgeJordi CruyffRuud Hesp, Michael Reiziger Winston Bogarde. Unos tuvieron más protagonismo que otros, pero ninguno llegó a calar en el seno del barcelonismo salvo Hesp, que llegó a protagonizar una campaña publicataria para Caprabo tras quitar el puesto a Vitor Baia

Una foto de Johan Cruyff con la camiseta amarilla / Twitter

Una foto de Johan Cruyff con la camiseta amarilla / Twitter

El noveno fue Phillip Cocu, hasta ahora el jugador procedente de los Países Bajos que más encuentros ha disputado con el FC Barcelona. Un futbolista serio, trabajador y con calidad que se ganó a la afición. Le siguió 'Bolo' Zenden, que jamás pudo asentarse en la titularidad. Patrick Kluivert, que anotó 123 goles en 259 encuentros, fue el undécimo. Después llegaron los hermanos De Boer, Frank Ronald, de los que no se puede decir que marcasen época, aunque Frank se consolidó en la defensa azulgrana durante cinco años.

El 14º del país fue Marc Overmars, que por aquel entonces se convirtió en el fichaje más caro de la historia del club (40 millones) con el dinero de Figo. De lesión en lesión, no tuvo ninguna continuidad. Giovanni van Bronckhorst fue un lateral muy fiable, Edgar Davids supuso una ayuda inestimable al equipo en tan solo medio año y con Van Bommel (junto con Van Bronckhorst) se ganó la segunda Champions de la historia del club el 2006 en París.

Los últimos en vestir de azulgrana antes de De Jong fueron Afellay, que jamás se hizo con un sitio en el equipo, y Cillessen, que pese a ser el suplente de Ter Stegen se ganó nimiamente el afecto de la afición. Muchas más expectativas hay depositadas en De Jong

Todo o nada

En cuanto a Francia, el primer representante llegó al cuarto año de histoira del club, en 1903. Fue René-Victor Fenouillère, que llegó cedido del Espanyol y años después murió en la Primera Guerra Mundial. Le siguieron Henry Normand, Jim Carlier, Maurice Bigué Jean Verdoux. Ninguno de ellos tuvo continuidad. Más tarde, a mediados de la década de los 40, llegó Jules RobuscoLucien Muller, que jugó entre 1965 y 1968, fue el primero que dejó un buen recuerdo.

Con la instauración de la ley Bosman en 1995, el FC Barcelona se llenó de franceses. Entre finales de los 90 y principios del siglo XXI llegaron al club catalán Laurent Blanc, Dugarry, Déhu, Dutruel, Petit y Christanval. Si se pregunta a la afición azulgrana sobre su paso por el FC Barcelona, probablemente dirá más cosas negativas que positivas.

Eric Abidal celebra un gol que marcó en su etapa como jugador del Barça / ARCHIVO

Eric Abidal celebra un gol que marcó en su etapa como jugador del Barça / ARCHIVO

El mal augurio que rodeaba a los galos desapareció en 2004 gracias a Ludovic Giuly. Con él como titular, el club catalán logró la segunda Champions de su historia. El extremo coincidió con Thuram, que jugó los últimos años de su carrera en el Camp NouSylvestre sirvió de transición para que llegaran los dos mayores ídolos franceses hasta la fecha: con Abidal se ganaron las Champions de 2009 y 2011, y Henry formó un tridente temible junto con Messi Eto'o el año del sextete.

Posteriormente fue el turno de Jeremy Mathieu Lucas Digne, que salvo actuaciones puntuales pasaron sin pena ni gloria. Tras ellos, Samuel Umtiti, que hasta el momento de su lesión fue uno de los mejores zagueros del continente. Clément Lenglet lo sustituyó a la perfección. Ousmane Dembelé es el futbolista llamado a liderar el Barça del futuro y Jean-Clair Todibo es una apuesta a largo plazo. Con ellos cuatro coincidirá Griezmann. Habrá que ver si el ex del Atlético de Madrid forma parte de los Abidal Henry o de los Blanc Petit.

 

Hoy destacamos