Culemaníacos

Una foto de Hristo Stoichkov hundido tras hablar del racismo en Bulgaria / CM

Una foto de Hristo Stoichkov hundido tras hablar del racismo en Bulgaria / CM

Hundido: Stoichkov rompe a llorar por el racismo en Bulgaria

El exjugador azulgrana pidió un castigo ejemplar tras los hechos ocurridos durante el enfrentamiento ante Inglaterra

Redacción Culemanía @culemanias

17.10.2019 12:43h

2 min

Hirso Stoichkov es leyenda viva del barcelonismo. Uno de los mejores delanteros de la historia del club y participe de los mejores años del Dream Team, militó en el Camp Nou desde 1990 a 1995. Seis temporadas para ganarse a la afición culé y un sitio privilegiado en el club. 

Ahora, ya retirado y un comentarista habitual de partidos de fútbol, Stoichkov habló sobre el racismo que vive Europa, tras los hechos ocurridos durante el Bulgaria - Inglaterra, y dio un ejemplo de integridad y de una entereza personal al alcance de muy pocos. Durante el programa Fútbol central, de la televisión mexicana en el que colabora habitualmente, el mejor futbolista búlgaro de la historia pidió un castigo ejemplar para su selección nacional. 

Unas palabras duras por las que no pudo contener las lágrimas, pero que ejemplifican su figura y la necesidad de poner fin a esta ola de racismo que asola Europa.

Sin Eurocopa 2020

Stoichkov habló sobre lo ocurrido durante el partido clasificatorio para la Euro entre Bulgaria e Inglaterra del pasado lunes en el Vasil Levski de Sofía. El encuentro tuvo que pararse durante unos minutos por los cánticos racistas de un sector de los hinchas que acudieron al estadio Natsionalen Vasil Levski de Sofía hasta en dos ocasiones y hasta que fueron desalojados del estadio. 

El momento crítico, ocurrió en el minuto 27, con 0-2 en el marcador a favor de Inglaterra. El árbitro croata Ivan Bebek decidió parar el choque por la actitud de una parte de los aficionados radicales de Bulgaria, que corearon cánticos racistas contra jugadores ingleses como Rahemm Sterling, Marcus Rashford y Tyrone Mings.

Un suceso triste y preocupante, que no es el primero, pero que llevó a Stoichkov a pedir una sanción ejemplar para su selección. La misma a la que defendió en el Mundial de 1994 y con la que cosechó el bronce. Cuestionado por el problema, el exjugador azulgrana no pudo contener las lágrimas de la impotencia y del dolor que le supone tener que poner voz a un problema real, pero que sabe que merece ser castigado.

"Cinco años sin participar, como hizo Inglaterra hace años, para que esos drogadictos se enteren. Habló de mi selección y de equipos de mi país. La gente no se merece sufrir así, ¿tú te crees que yo me siento cómodo?", espetó el exazulgrana sin poder contener las lágrimas. 

Triste, pero un ejemplo. 

 

 

 

Hoy destacamos