Culemaníacos

Andrés Iniesta se marcha ovacionado en un encuentro de la última temporada / EFE

Andrés Iniesta se marcha ovacionado en un encuentro de la última temporada / EFE

Iniesta recuerda uno de sus momentos más emotivos con el Barça

El manchego recordó una de sus noches más especiales como azulgrana

Pau Beya Acero

21.04.2019 23:48h

1 min

Andrés Iniesta, inmiscuido en plena temporada con el Vissel Kobe, ha aprovechado uno de sus momentos libres para rememorar con nostalgia su etapa en el FC Barcelona. El conjunto azulgrana y el manchego estarán vinculados para siempre, pues el centrocampista pasó 22 años en las filas del club catalán.

El albaceteño marcó una época en el Camp Nou. Con él, la entidad barcelonesa levantó nueve Ligas, cuatro Champions League, seis Copas del Rey, tres Supercopas de Europa, tres Mundiales de Clubes y siete Supercopas de España. Además, Iniesta dejó momentos para el recuerdo como el tanto que anotó en Stamford Bridge, clave para que el FC Barcelona pudiera levantar en Roma la tercera Champions de su historia.

Un día especial

De entre todos los momentos que vivió el centrocampista con la camiseta azulgrana, hay uno que le marcó especialmente: la final de Copa del Rey de 2018 ante el Sevilla. Fue su último gran partido con el conjunto catalán y no pudo tener mejor desenlace: el Barça se hizo con el torneo copero tras vencer 0-5 al conjunto hispalense.

Como no podía ser de otra manera, Andrés Iniesta fue uno de los grandes protagonistas de ese encuentro. No solo porque fuera su despedida como culé, sino porque dio un auténtico recital sobre el verde. Movió al equipo a su antojo, dominó los tempos y en el 67', tras una gran asistencia de Leo Messi, logró su último gol como futbolista del FC Barcelona.

Este domingo se cumplió el primer aniversario de esa final, y el manchego quiso compartir ese recuerdo en sus redes sociales: "Hace un año, mi última final... Inolvidable partido; inolvidable noche; inolvidables emociones".

Cuando fue sustituido en el 88', el Wanda Metropolitano al completo se puso en pie y él, al llegar al banquillo, no pudo contener las lágrimas. Fue una de las noches más emotivas no solo para él, sino también para todos los aficionados del FC Barcelona.

 

Hoy destacamos