Culemaníacos

Jugadores del Barça de Basquet, durante un partido | EFE

Jugadores del Barça de Basquet, durante un partido | EFE

La inversión más grande de la historia del Barça de básquet queda en 'standby'

La suspensión de la Euroliga deja a la sección de baloncesto sin la oportunidad de luchar por su gran objetivo

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

26.05.2020 00:35h

4 min

Duro golpe para la sección de baloncesto del Barça. Este mismo lunes, Jordi Bertomeu, CEO de la Euroliga, propuso a todos los clubes la suspensión de la competición a causa de la pandemia del coronavirus. El hecho de que haya diferentes países involucrados, y que la desescalada vaya a ritmos diferentes en cada localización, ha obligado a suspender definitivamente el torneo. Los mismos 18 clubes que compitieron esta temporada hasta su cancelación participarán en la edición de la campaña 2020-21.

Una decisión que perjudica especialmente a un Barça que había construido esta temporada un proyecto multimillonario, que tenía como gran objetivo conseguir el reinado en Europa. Hasta la suspensión de los encuentros, los hombres de Pesic estaban ya clasificados para la siguiente ronda, con un extraordinario balance de 22 victorias y solo seis derrotas, y eran uno de los equipos a batir en la Euroliga. 

La inversión más grande de la historia

Tras la retirada del jugador más importante de la historia de la sección, Juan Carlos Navarro, el Barça de básquet necesitaba dar un golpe de efecto. Y lo consiguió a base de fichajes estelares. En el mismo verano, el club culé consiguió hacerse con los servicios de Brandon Davies, Cory Higgins y Alex Abrines. Tres de los mejores jugadores en su posición en toda la Euroliga. Un pívot dominante, y denominado mejor interior de la competición el curso pasado; y dos tiradores letales para acompañarle. 

Mirotic, Higgins, Abrines y Davies en el primer entrenamiento de la temporada / FCB

Mirotic, Higgins, Abrines y Davies en el primer entrenamiento de la temporada / FCB

Pero la inversión no quedó ahí. Los dirigentes del FC Barcelona consiguieron convencer a Nikola Mirotic de que no aceptase una oferta muy elevada de los Utah Jazz, y se decantase por liderar al equipo azulgrana en su tortuoso camino de conseguir la Euroliga. Toda la infraestructura que estaba formando el club persuadió al montenegrino, y aceptó firmar un contrato largo para jugar en el Palau Blaugrana, y convertirse también en el jugador mejor pagado de la historia de la competición. 

Y finalmente, tras el batacazo que fue la grave lesión de Heurtel en el Mundial, el Barça decidió reemplazarlo con uno de los mejores organizadores de Europa: Malcolm Delaney. El base norteamericano se moría de ganas de jugar en la entidad catalana, y no se pensó dos veces la idea de unirse a la galaxia de estrellas que estaban formando en Barcelona. A estos había que sumar la renovaciones de piezas importantes, como Víctor Claver.

La plantilla del Barça de Básquet | FCB

La plantilla del Barça de Básquet | FCB

En este sentido, el proyecto blaugrana se consiguió colocar en la cúspide de toda la Euroliga al asumir la mayor inversión de su historia en esta sección: 41,476 millones de euros, una cantidad superior en más de cinco millones al de la pasada temporada (36,215 millones). Sitúandose así por encima de las superpotencias a nivel económico en el baloncesto europeo, como son el CSKA de Moscú y el Real Madrid. 

El futuro del proyecto

La crisis del coronavirus ha comportado pérdidas importantes a nivel económico en el Barça. El club cifró hasta en 150 millones la caída de ingresos durante los meses más críticos de la pandemia. Lo que comportará un cisma importante en la masa salarial de la entidad. De los 1000 millones presupuestados el pasado octubre, se podría pasar a cerca de 800. 

Esta situación comportará que el club culé tenga que encontrar diferentes vías para equilibrar los números. Y la sección de básquet podría salir gravemente afectada por este hecho. La inversión del pasado verano podría no ser posible de cara al curso que viene. Lo que comportaría la salida de diferentes fichajes estrella. 

Mirotic, lamentando una derrota | EFE

Mirotic, lamentando una derrota | EFE

De momento, el primero en bajarse del barco fue Malcolm Delaney. Tras una temporada irregular, y al mostrarse reacio a dejar Estados Unidos y volver a los entrenamientos a Barcelona, a causa del coronavirus, el Barça decidió rescindirle el contrato. Una decisión seguramente apoyada también por estos problemas económicos. 

Por tanto, habrá que ver cómo el FC Barcelona es capaz de solventar esta caída de ingresos sin tener la necesidad de deshacerse de alguna de sus grandes estrellas. El proyecto deportivo más importante de la historia de la sección de baloncesto está en juego. Y también la ilusión de un barcelonismo que por fin había empezado a creer de nuevo en traer la Euroliga al Palau Blaugrana. Futuro incierto en el Barça de básquet. 

La Liga ACB, el premio de consolación

Sin embargo, el Barça todavía tiene la oportunidad de no acabar la temporada en blanco, y que la gran inversión realizada este curso no quede en nada. Pese a que la Euroliga sí apostó por cerrar el telón hasta el curso que viene, no es el caso de la Liga ACB. Los dirigentes siguen trabajando para que la competición pueda tener un ganador. 

Ya se anunció que los doce primeros clasificados de la liga regular, se jugarían el título en un torneo final y en una misma sede. En estos momentos, Valencia es la que suena con más fuerza para acoger el final de la liga ACB. La fecha límite para tomar una decisión es el 31 de mayo y se espera que la competición pueda terminar antes del 10 de julio.

El Barça, líder en la competición antes del parón, intentará como mínimo que la liga ACB sirva como su premio de consolación y cerrar con un título una temporada que, pase lo que pase, sabrá a poco. 

 

Hoy destacamos