Culemaníacos

Sarunas Jasikevicius contra Valencia / EFE

Sarunas Jasikevicius contra Valencia / EFE

Jasikevicius manda el primer aviso serio a Calathes y compañía

El preparador lituano no ocultó su enfado tras la derrota ante el Valencia

02.12.2020 01:42h

1 min

Pequeña crisis en el Palau Blaugrana. El FC Barcelona de Jasikevicius cayó este martes frente al Valencia en un partido adelantado de la decimoséptima jornada de la Liga ACB (90-100). El equipo azulgrana no llegó a sentirse cómodo encima del parqué en ningún momento y acabó encajando la tercera derrota de lo que va de competición doméstica.

Es, además, la segunda consecutiva tras el revés del pasado viernes contra el Asvel Villeurbanne en Euroliga (80-68). Los culés, que hasta ahora se caracterizaban por su fortaleza en defensa, han encadenado dos encuentros consecutivos siendo más permisivos de la cuenta. Y más de lo que Jasikevicius desearía.

Cabreo

El preparador lituano fue uno de los protagonistas del partido contra Valencia. Pidió tiempo muerto a mediados de la segunda y demostró su enfado de una forma muy peculiar. Dejó que los jugadores se reunieran mientras él se apartaba y no pronunciaba ni una sola palabra, como si el partido no fuera con él.

Un acto con el que, probablemente, buscaba lograr una reacción que no había conseguido con sus palabras. Los jugadores, atónitos, se espolearon entre ellos. No sirvió de nada, pues el FC Barcelona acabó perdiendo el encuentro.

Explicación

Tras el partido, Jasikevicius explicó su actuación ante los micrófonos de Movistar: "Era muy difícil entrar al tiempo muerto cuando todo lo que dices se está haciendo al contrario. A veces salgo y asumo que es mi responsabilidad preparar al equipo, táctica y mentalmente. Hoy no puedo hacer esto".

En declaraciones a medios del club, concluyó que fue "una noche dura. No es la reacción que esperábamos después de perder el último partido de Euroliga. No hemos podido mentalizarnos contra un equipo que juega muy bien a baloncesto, especialmente en ataque. Hemos ido siempre un paso por detrás, no hemos merecido ganar. Tenemos que cambiar la dinámica muy rápido". El toque de atención es evidente. A ver si da resultados.

 
Hoy destacamos