Culemaníacos

Joan Laporta celebra el triunfo electoral / EFE

Joan Laporta celebra el triunfo electoral / EFE

Joan Laporta y las posibles consecuencias de su ascenso a la presidencia

Los planes de futuro del FC Barcelona pueden experimentar un cambio de rumbo notable con el retorno del presidente que llevó al club a la gloria durante años dorados

Redacción Culemanía @culemanias

11.03.2021 12:53h

2 min

El retorno del rey, la vuelta a casa del héroe que acude al rescate de un club en descomposición. Así han interpretado muchos la noticia de que Joan Laporta vuelve a la presidencia del FC Barcelona. En el momento en que anunció su candidatura a la misma, en medio de un ambiente enrarecido por la dimisión forzada de Josep Maria Bartomeu en mitad de escándalos de toda índole, todas las casas de apuestas como leo vegas apuestas, daban por hecho que saldría vencedor. Nadie puede igualar el bagaje de un Laporta que reforzó la imagen del club catalán, internacionalizó su mercado, impulsó un proyecto deportivo sin parangón y contó con todo el respaldo de la plantilla.

Necesidad de renovación

Recuperar los valores de la Masía, volver a sentir ese genuino orgullo por ser catalán y culé, y reverdecer unos laureles que parecen marchitos desde su salida del club en 2009. Todas las polémicas que eclipsaron su legado en los últimos años del mismo quedan totalmente olvidados después de más de una década en la que el club ha seguido ganando títulos al albur de la grandeza de Leo Messi y sus secuaces, pero existe la clara sensación en el aficionado barcelonista de que nunca las cosas han vuelto a ser como cuando Joan paseaba con orgullo el escudo del club por todo el mundo, tal y como comenta LaVanguardia​.

Se encuentra ahora con un equipo veterano y con visos de reconstrucción, un entrenador en quien no termina de confiar, pero al que no será fácil despedir si acaba ganando algún título, un déficit económico gigante muy difícil de gestionar y, sobre todo, la gran amenaza para el FC Barcelona: una posible salida de Messi del equipo.

¿Una vuelta atrás para coger impulso?

A tenor de los resultados de las elecciones, el socio culé ha percibido a Laporta como el único capacitado para arreglar el tremendo desaguisado en que se encuentra un club intervenido por la justicia debido a las maniobras opacas de su anterior directiva. Su respaldo absoluto a Lionel cuando se filtró el astronómico contrato que cobra, al señalar que es mucho más lo que genera con su presencia en el club, fueron la primera piedra para convencer al argentino de que siga aquí.

El descontento de Leo era con la directiva anterior, no tanto con el aficionado o el club, y es consciente de que tiene su vida hecha en Barcelona y la familia está muy asentada, por lo que si Laporta se muestra hábil en el arte de la persuasión, no es descartable que Messi deseche la idea de marcharse y pueda retirarse como blaugrana, algo con lo que sueñan todos los aficionados al club.

Respaldado económicamente por JB Capital, propiedad de Javier Botín, y Banco Sabadell, tal y como informa mundodeportivo.com, Joan debe presentar un amplio aval para demostrar que puede capear el desastre económico en que se halla sumido el club. No será nada fácil la tarea que tiene por delante, pero Joan Laporta se considera a sí mismo un ganador nato y sueña a lo grande, contando con el respaldo de deportistas y directivos de mucho peso.

--

Contenido patrocinado

 
Hoy destacamos