Culemaníacos

Jordi Alba durante un encuentro con el Barça /FC BARCELONA

Jordi Alba durante un encuentro con el Barça /FC BARCELONA

Jordi Alba se queja del nuevo fútbol tras la crisis del coronavirus

El lateral del Barça cree que será complicado ceñirse a las nuevas normas

Cristina Balaguer

29.05.2020 12:05h

2 min

La Liga regresa el 11 de junio y arrancará con muchas diferencias. Después de casi tres meses sin fútbol, la competición se reanudará con un calendario más apretado y nuevas normas impuestas por el Gobierno para asegurar la salud de los jugadores, los técnicos y los trabajadores. Los partidos deberán jugarse a puerta cerrada y clubes preparan algunas acciones para mejorar el ambiente y que el final de temporada sea lo más similar posible a antes de la interrupción de la competición. 

Sin contacto ni afición

Jordi Alba, lateral del Barça, fue el invitado en el programa de Pablo Motos 'El Hormiguero' y comentó su punto de vista sobre la vuelta a la competición. El jugador tiene muchas ganas de de volver a jugar pero ha admitido que la falta de ambiente afectará al espectáculo. Después de ver la Bundesliga, reconoce que será complicado adaptarse. 

Uno de los grandes cambios será jugar a puerta cerrada. Los mosaicos y el sonido artificial deberán ser suficientes para empujar a los jugadores que acostumbrados a contar con el apoyo incondicional de los aficionados deberán enfrentarse a las gradas completamente vacías: “Sin gente van a cambiar muchas cosas, te resta muchísimo”.

La reanudación de la liga en Alemania ha dejado imágenes curiosas porque los jugadores no pueden tener contacto si no está rodando el balón. Los goles no se pueden celebrar como antes: “No se abrazan, casi ni lo celebran. Es una putada. Ya veremos como lo podemos controlar”.  En el momento, los jugadores se verán obligados a controlar la adrenalina y la emoción por precaución. 

En algunas situaciones, evitar el contacto será imposible. Jordi Alba reconoce que en el fútbol es un deporte con mucho contacto y controlar “En un córner pueden juntarse 17 personas. Va a ser complicado porque es un deporte de contacto”. El azulgrana ha admitido que estas normas dificultarán un poco esta recta final de competición: "Gran parte del fútbol es celebrar goles y la comunicación con los compañeros y esta situación resta muchísimo". 

El lateral también ha expresado sus dudas sobre una costumbre, habitual y poco higiénica, que tienen todos los futbolistas: escupir. “Sinceramente, no sé muy bien cómo va lo de escupir, pero creo que sí te pueden sacar tarjeta”, ha explicado Alba. Para evitar posibles contagios, los jugadores tienen prohibido escupir en el terreno de juego, algo a lo que están muy habituados. 

Un calendario muy apretado

El jugador también ha mostrado su preocupación por el nuevo ritmo al que deberán acostumbrarse. Habituados a jugar un partido de liga a la semana, los equipos afrontan un final de liga con partidos cada tres días. La falta de costumbre podría hacer mella en el físico de los futbolistas: “Habrá que ir con mucho cuidado”, ha admitido Jordi Alba

El Barça volverá a la Liga el domingo 14 de junio y se enfrentará al Mallorca en Son Moix. La hora preferida serían las 19:30h pero también podrían jugar a las 21:30h. El club quiere que la plantilla viaje en un vuelo charter y se aloje en un hotel donde se reservará una planta entera. Estaría previsto que el equipo regrese a Barcelona después del partido. 

 
Hoy destacamos