Culemaníacos

Una foto de Marcelino, exentrenador del Valencia C.F / Twitter

Una foto de Marcelino, exentrenador del Valencia C.F / Twitter

Dos jugadores del Barça cavaron la tumba de Marcelino en el Valencia

La apuesta del técnico asturiano por Rafinha y Denis Suárez le enfrentó con el Lim con un final que ya se conoce

Claudia Granja @c_granjafranch

12.09.2019 21:56h

2 min

Marcelino ya es historia en el Valencia, pero siempre será recordado. Dejó huella en el vestuario, en la afición y en las vitrinas. Conquistó la Copa del Rey ante el Barça la pasada temporada y logró clasificar al conjunto ché para la Champions League 2019-20. 

Asimismo, dotó de personalidad y un juego vistoso al conjunto valenciano, pero sus méritos deportivos no se tradujeron en un buen trato en los despachos. Ante la temporada que se le avecina al Valencia --que disputará tres competiciones-- Marcelino requirió el fichaje de dos jugadores que consideraba claves en su proyecto deportivo. Dos jugadores conocidos en sus etapas anteriores lejos de Mestalla y muy versátiles que, además, estaban en venta y a un módico precio.

Decidido

Rafinha y Denis Suárez. Los dos exazulgranas estuvieron en la rampa de salida todo el verano, especialmente en el mes de junio cuando las urgencias del club por cuadrar el ejercicio sin pérdidas puso a los dos centrocampistas en el mercado. Las negociaciones por ambos fueron constantes con dirigentes del Valencia, pero finalmente solo se llegó a un acuerdo por el intercambio Cillessen-Neto

Rafinha en el duelo ante el Athletic Club / TWITTER

Rafinha en el duelo ante el Athletic Club / TWITTER

Mientras Denis Suárez aseguró que fue el mejor técnico que jamás había tenido, Marcelino mantuvo su apuesta por Rafinha cuando todavía se podía fichar al hispano-brasileño. Tras el encuentro ante el Athletic Club, donde Rafinha fue el mejor azulgrana, espetó en rueda de prensa: "Lo que demuestra la actuación de Rafinha es que la parte deportiva del Valencia estamos en lo cierto" tras empatar ante la Real Sociedad.

Negativa total

Marcelino quería refuerzos, pero ya había elegido. Fue claro en los despachos de Mestalla y también ante la prensa. Puso nombre y apellidos a sus prioridades y no a la ambigüedad de otros técnicos cuando recurren a los micrófonos de la prensa para pedir fichajes. 

En su pizarra solo cabían los dos gallegos, pero finalmente el Celta de Vigo se hizo con ambos. Sin el apoyo de Mateu Alemany, director deportivo del Valencia, y con la negativa de Peter Lim a realizar semejante inversión, las relaciones se tensaron. Para Lim el historial de lesiones de Rafinha no le convencía y Denis Suárez ya estaba en el Celta.

Sentenciado

Y ante la negativa del club, llegó a quejarse públicamente: "El club me ha comunicado que no vendrá, la plantilla se queda un poco corta". Una  estrategia que repitió con el caso de Rodrigo Moreno. "Ahora está con nosotros. No sabemos lo que pasará en el futuro. Lo que me planteo es que somos un equipo con Rodrigo y otro sin Rodrigo. Sin él los objetivos iniciales no serán los mismos. Habrá que revisarlos". 

Marcelino y Peter Lim en una imagen de archivo / EFE

Marcelino y Peter Lim en una imagen de archivo / EFE

Pese a que el delantero finalmente se quedó en tierras valencianas, de poco le servirá a Marcelino. Su transparencia pública le ha acabado condenando a la soga. Lim ofreció a los canteranos del filial valencianista para completar la plantilla, pero Marcelino no quería poner tanta presión a jugadores sin experiencia. Su esquema de juego estaba definido con los dos exazulgranas. Ni el título copero, ni la mejora en el juego, fueron suficiente aval para creer en el proyecto del asturiano. Tampoco el apoyo del vestuario le valió para seguir en el banquillo. 

El Valencia acaba sin Marcelino, y sin Rafinha ni Denis y viceversa.

 
Hoy destacamos