Culemaníacos

Joan Laporta en el palco del Camp Nou, en el debut en Liga contra la Real Sociedad / EFE

Joan Laporta en el palco del Camp Nou, en el debut en Liga contra la Real Sociedad / EFE

Laporta, sobre los pitos a Messi: "Que los socios piten es muy respetable"

El presidente insiste en la idea que el club está por encima de cualquiera y cambia el tono sobre la ex estrella blaugrana

Pablo Jiménez

16.08.2021 14:51h Actualizado: 16.08.2021 18:19 h.

2 min

En una rueda de prensa que teóricamente iba sobre la auditoría a la que se ha sometido el club para conocer su situación económica, algo que no se ha hecho pero tendrá lugar en septiembreLeo Messi (más allá de Josep Maria Bartomeu, por los ataques recibidos) se convirtió de nuevo en uno de los grandes protagonistas de la alocución de Joan Laporta

"La historia entre Messi y el Barça ha sido una historia de amor. Una relación muy exitosa que tristemente se ha ido deteriorando. Y eso es ley de vida", ha asegurado el presidente blaugrana, en un cierto cambio de tono sobre el ya ex jugador culé. Los elogios hacia el crack argentino no han faltado, pero el distanciamiento entre el directivo y el delantero se han hecho palpables en sus palabras.  

"Leo es el mejor del mundo y tiene sus aspiraciones", ha dicho Laporta, refiriéndose a las ofertas de clubes que "estaban dispuestos a pagar cantidades muy importantes" por el rosarino. 

Joan Laporta en rueda de prensa en agosto de 2021 / EFE
Joan Laporta en la rueda de prensa de este lunes / EFE

Reacción del público 

En el debut de este domingo en Liga, en el minuto 10' se escucharon gritos a favor de Messi y una ovación. Aunque también hubo un sector del Camp Nou que optó por los pitos, en una especie de debate en directo sobre la opinión que la marcha del diez ha generado en la afición

Al ser preguntado sobre ello, Laporta respondió tajante: "Respeto la opinión de los socios. Y me quedo con los gritos de 'Barça, Barça" y la forma en la que el público ayudó al equipo. La afición espoleó para que Sergi Roberto marcara el cuarto gol". "Que la gente pite es muy respetable", sentenció el directivo. 

El club, por encima 

En la comparecencia pública para explicar los motivos de la marcha de Messi de hace unos días, Laporta repitió insistenemente la idea de que Messi se marchó porque al club no le quedaba otra opción, debido a su mala situación económica. Un mensaje que ha tratado de subrayar de nuevo este lunes. 

"Viendo la situación de la entidad y viendo cómo iban las negociaciones, hemos pensado en priorizar los intereses del club, que está por encima de cualquiera. Los resultados económicos son dramáticos y para obtener el saldo necesario había que hacer operaciones con las que no estábamos de acuerdo", ha asegurado Laporta, en referencia al acuerdo entre La Liga y el fondo CVC

Joan Laporta explica las cuentas del club en rueda de prensa / EFE

Joan Laporta explica el resultado de la 'due dilligence' en rueda de prensa / EFE

 

"Las dos partes habíamos puesto de nuestra parte, pero la Liga no era flexible", ha repetido Laporta. 

"Frustración" por su marcha

Las sensaciones que la salida del mejor jugador de la historia del club dejan en la hinchada culé están aun por definir. Al menos según lo visto este domingo en el encuentro contra la Real Sociedad. Sobre esas reacciones encontradas en el Camp Nou volvió poco despuès Laporta. 

"El público prioriza al Barça, que necesita la unidad del barcelonismo. Entendieron que debe ser así y quizá hay quien no entiende que se vaya a un rival directo como es el PSG… las partes esperábamos que fructificara de una forma y no salió", señaló Laporta, hablando también de la "frustración" por no conseguir que "esto saliera como estaba previsto". 

Imagen del saludo entre Joan Laporta y Leo Messi el día de su despedida / FCB

Imagen del saludo entre Joan Laporta y Leo Messi el día de su despedida / FCB

 

Los hechos y las imágenes del último día de Messi en el Camp Nou muestran que ese feeling que Laporta enarboló en campaña respecto al argentino, definitivamente se rompió en algún momento de las negociaciones. Aun así, el directivo ha insitido que él le sigue "teniendo la misma estima que le tenía antes".  "Pero es una lástima que esto no haya salido como queríamos", concluyó. 

 
Hoy destacamos