Culemaníacos

Una foto de Sergio Ramos y Luis Enrique en la selección española / EFE

Una foto de Sergio Ramos y Luis Enrique en la selección española / EFE

Luis Enrique, Sergio Ramos, Odriozola y el mundo de la hípica

La hípica es una de las aficiones de los tres españoles que comparten además la unión por la Roja

Redacción Culemanía

11.06.2019 20:05h

1 min

La vida paralela al fútbol es cada vez más conocida entre las grandes figuras del deporte español. Tenis, golf o natación son algunos de los hobbies de muchos futbolistas, así como también el arte. Pero otra de las aficiones que gana adeptos entre las caras más reconocidas es la hípica.

Una pasión que comparten el seleccionador español, Luis Enrique, su capitán Sergio Ramos y también Mikel Oyarzábal, ahora todos con un presente común en la Roja. Al técnico asturiano es un habitual en la hípica gracias a la pasión que tiene su hija Sira quien compite en los torneos de Europa de menos de Salto, Doma y Concurso Completo.

Pasión de dos madridistas

Ramos, no compite, pero tiene una afición más que conocida por los caballos. El último triunfo fue con Yucatán de Ramos, ejemplar de la yeguada , que dirige Carlos Muela, y que se proclamó Campeón del Mundo 2018 en el Salón Internacional del Caballo (SICAB) que se celebró en Sevilla meses atrás. Un apasionado de los caballos desde niño y que le motivó a comprar la finca La Juliana, donde tiene su sede SR4, una empresa ganadera que se dedica a la cría, doma, exhibición y posterior venta de yeguas y sementales.

Una foto de Ramos con uno de sus caballos / Twitter

Una foto de Ramos con uno de sus caballos / Twitter

Un mismo hobbie que comparte con uno de sus compañeros en el vestuario del Real Madrid y en ocasiones jugador de la selección: Álvaro Odriozola. El lateral derecho se estrenó con España en un amistoso ante Suiza el junio pasado, pero su vida con los caballos tiene más recorrido. 

Mientras los jugadores blancos suelen tener más pasión por los coches, Odriozola comparte con su capitán el amor por los caballos. También le viene de familia y en su casa tiene una cuadra que se llama Bernarndo. Asimismo, posee caballos de competición y el año pasado debutó uno de ellos llamado Royaume. No tuvo la misma fortuna que el camero --terminó penúltimo pese a ser uno de los favoritos-- pero ese fue el primer paso a primer nivel en el mundo de la hípica profesional. 

Una afición común para los tres españoles que cada vez gana más adeptos entre los futbolistas.

 

Hoy destacamos