Culemaníacos

Luis Suárez con su Balón de Oro ganado en 1960 / FC Barcelona

Luis Suárez con su Balón de Oro ganado en 1960 / FC Barcelona

Luis Suárez, el Balón de Oro español al que obligaban a boxear

El exjugador de Barça e Inter de Milán explicó varias anécdotas y su salida del club

Redacción Culemanía @culemanias

02.10.2019 11:34h

2 min

Luis Suárez Miramontes es uno de los pocos jugadores que han dejado huella tanto en Barcelona como en Milán. El Balón de Oro de 1960 se sinceró en una carta abierta al club azulgrana y repasó su trayectoria, incluyendo anécdotas curiosas y su polémica salida.

Empezó a dar los primeros toques de balón en el Perseverancia, de la parroquia de Santo Tomás. En 1953 debutó como profesional con el Deportivo de la Coruña para ser traspasado tres cursos más tarde al FC Barcelona, donde brilló en las siete temporadas que estuvo.

Luis Suárez Miramontes en una acción con el Barça / Twitter

Luis Suárez Miramontes en una acción con el Barça / Twitter

En esas temporadas llegó a tener siete entrenadores diferentes -entre ellos, Helenio Herrera-, algunos con curiosos entrenamientos. “Ferenc Plattko debió verme demasiado ligero y se le ocurrió ponerme un punching ball para que yo le diera puñetazos y cogiera masa muscular. ¡Tenía que estar media hora encerrado en un pequeño habitáculo tras cada entrenamiento!”, recordó con cariño.

El cambio de estadio

Suárez fue de los pocos jugadores que pueden decir que estrenaron el Camp Nou. Llegó en el 1956 y un año más tarde el Barça se movió del Camp de Les Corts al nuevo estadio. “El equipo había ganado muchos títulos y el estadio se había quedado pequeño”, apuntó.

En su memoria guarda grandes recuerdos de Les Corts. Destaca que los aficionados estaban mucho más cerca y que podías sentir el calor humano, aunque apunta que el feudo blaugrana “sigue siendo un gran estadio para jugar al fútbol”.

Su relación con Kubala y la salida del Barça

Una de las espinas que sigue teniendo clavadas Luis Suárez es su salida del Barça. Muchos entendieron que las suplencias de Ladislao Kubala, ídolo del barcelonismo, eran por culpa del gallego. El público del estadio le empezó a pitar y fue uno de los causantes de su salida al Inter de Milán.

Luis Suárez y Kubala, con el Barça / Twitter

Luis Suárez y Kubala, con el Barça / Twitter

Él y yo siempre nos habíamos llevado muy bien, pero la gente insistía en pitarme cuando él no jugaba. La cuestión es que yo no ocupaba su lugar en el campo. Yo hacía de organizador de juego”, explicó el exfutbolista. También añadió que se generan problemas cuando hay más de un líder en el equipo.

Reconoce que, aunque los entrenadores y parte de la afición le felicitaba por su rendimiento, otros le cogieron manía. Asegura que, sin estos problemas con el público, no se hubiera ido y se hubiera retirado en Barcelona. Entonces se le presentó la oportunidad de abandonar el Barça y probar suerte en el extranjero, concretamente en el Inter de Milán, entrenado por Helenio Herrera.

Luis Suárez como jugador del Inter de Milán / Twitter

Luis Suárez como jugador del Inter de Milán / Twitter

El entrenador argentino de los neroazurri apostó muy fuerte por él. Luis Suárez se siente orgulloso de ser el primer jugador nacido en España en jugar en Italia. Siempre será también el primer español en levantar el Balón de Oro. Aunque muchos han sido finalistas, solo él lo lavantó.

 

Hoy destacamos