Culemaníacos

Una foto de Neymar Jr. y Nasser Al-Khelaïfi durante su presentación con el PSG / Twitter

Una foto de Neymar Jr. y Nasser Al-Khelaïfi durante su presentación con el PSG / Twitter

Máxima tensión entre Neymar y Al Khelaifi en el PSG

El brasileño paraliza su renovación con el club parisino y el jeque abre la puerta a una posible salida

Claudia Granja @c_granjafranch

17.06.2019 17:47h

2 min

Las presiones empiezan a surtir efecto. Poco a poco, pero ya son una realidad. Las declaraciones del jugador, los guiños al Barça e incluso al Real Madrid y el posicionamiento de su padre entorno a su rol y figura en la capital francesa han cansado a Nasser Al-Khelaïfi. 

Neymar ha paralizado su renovación con el PSG y, a su vez, el jeque árabe ha respondido tajantemente: "Nadie obligó a Neymar a firmar por el PSG". El presidente del PSG empieza a cansarse del oportunismo y el carácter del brasileño y ha abierto la primera posibilidad a una salida del delantero. Su futuro es muy incierto, pero según pasan los días los problemas para el delantero se acumulan. Un escenario nada favorable que ha obligado al jugador a poner en punto muerto las negociaciones. 

Según informan desde Francia, el club francés llevaba meses preparando la oferta de renovación para el jugador que se ha fraguado bajo la tutela de su padre, pero su lesión con Brasil, su evidente incomodidad en el Parque de los Príncipes y los problemas con la justicia han eclipsado lo que hasta hace poco era una prioridad para ambas partes. 

Versiones paralelas

Una decisión que coincide con las declaraciones del jeque árabe que, por primera vez, ha puesto en venta al jugador. No son declaraciones al azar, ni para agitar el mercado o aumentar las especulaciones, si no palabras que reflejan un evidente enfado en la cúpula del club ante un jugador del que consideran le ha perdido el respeto a la entidad y sus dirigentes. 

Una foto de Neymar Jr. durante un entrenamiento con Brasil / Twitter

Una foto de Neymar Jr. durante un entrenamiento con Brasil / Twitter

Su deseo es el de regresar al Camp Nou junto a sus amigos Leo Messi y Luis Suárez, pero la operación se antoja imposible. Mientras que Al- Khleaïfi tiene claro que "Mbappé seguirá al 200%", la puerta de Neymar está abierta. 

La justicia, otro frente abierto

Las relaciones se han ido enfriando con el paso del tiempo. Desde su llegada, como una verdadera estrella hasta ahora han pasado dos años en que el escenario ha cambiado considerablemente. El entorno no está dispuesto a negociar y para colmo la justicia española y brasileña son el telón de fondo. 

La acusación de violación del futbolista pese como una losa, y a ese caso se suma el de la Hacienda brasileña que bloqueó este lunes 36 propiedades del jugador según informó el diario Folha de Sao Paulo. Todo ello por un presunto fraude fiscal por el que debe al fisco de su país natal 69 millones de dólares brasileños, unos casi 16 millones de euros. 

En apenas semanas el futuro de Neymar se ha torcido estrepitosamente y ni tan siquiera el

 

Hoy destacamos