Culemaníacos

Una foto de Kyllian Mbappé durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Kyllian Mbappé durante un partido con el PSG / EFE

Mbappé sacará tajada de la guerra Neymar-PSG

El francés, que tiene claro que su futuro está lejos de París, podría beneficiarse si Nasser Al-Khelaïfi cede a las presiones

Redacción Culemanía

13.06.2019 17:16h

2 min

Mbappé - Neymar, Neymar - Mbappé o ninguno de los dos. Si fuera por Nasser Al-Khelaïfi ambos serían eternos jugadores del PSG dada la imagen que aportan al club y los ingresos económicos que generan paralelamente a su profesión deportiva, pero el futuro de ambos es muy incierto.

Mientras que los problemas  del brasileño con la justicia así como sus polémicos episodios extradeportivos parece que le condenarán un año más en la capital francesa --a no ser que se produzca un intercambio de cromos entre Ney y Coutinho -- la situación de desconcierto del carioca beneficia a uno de sus aliados en el terreno de juego: Mbappé.

El PSG está endeudado. Los petrodólares dan para mucho, pero el Fair Play Financiero es cosa de todos y la UEFA no está por la labor de que ningún club se salte las normas. Una situación que podría salpicar al francés para que encontrará un nuevo destino más afín a sus intereses personales. 

Oxígeno económico

Mbapp seguirá en el Parque de los Príncipes, como mucho, una temporada más, aunque ni tan solo el próximo año está asegurado. El conjunto francés necesita invertir, y de lo lindo, en reforzar el centro del campo y alguna que otra demarcación para mejorar la competitividad de su plantilla. Con Coutinho en el punto de mira e incluso Rakitic o De Ligt, quien tiene dudas sobre su fichaje por el Barça,  la inversión del club francés se dispararía y tampoco parece que las salidas vayan a ser muy sonadas.

Una foto de Kyllian Mbappé durante un partido con el PSG / EFE

Una foto de Kyllian Mbappé durante un partido con el PSG / EFE

Asimismo, para que Mbappé siga en la banda derecha de París habrá que mejorarle las condiciones. Presiones públicas del jugador y de su familia a través de declaraciones dejan clara su posición: o sale o se le renueva a precio de oro. Una cifra que el jeque no puede alcanzar dadas las otras inversiones que necesita realizar. 

Además, el fichaje de Neymar y la posterior compra del extremo galo supusieron una losa financiera que tiene al club parisino hipotecado. Y con la necesidad de hacer caja, Mbappé podría ser el recurso perfecto para ello. Uno u otro están condenados a salir tarde o temprano para sanear las cuentas de un club hipotecado hasta las cejas por dos estrellas que desean salir lo antes posible. 

Neymar también entiende que si quiere triunfar de nuevo deberá ser lejos de París. Y en esa guerra continúa de declaraciones, renovaciones y ahora también un más que necesario lavado de imagen --se quede o se vaya--, Mbappé está dispuesto a entrar en esa guerra para su propio beneficio. El jeque debe decidir.

 

Hoy destacamos