Culemaníacos

Jordi Mboula, en una imagen de archivo con el Mónaco / EFE

Jordi Mboula, en una imagen de archivo con el Mónaco / EFE

Mboula, otro canterano que dejó el Barça para caer en picado

Un canterano azulgrana vuelve a España con el objetivo de relanzar su carrera

Oriol Quintana @urikingkat

31.01.2020 11:08h Actualizado: 31.01.2020 11:11 h.

2 min

El camino lejos del Camp Nou nunca es fácil. Muchos de los cracks de La Masía se encuentran con una dura realidad cuando dan el salto a uno de los grandes con el objetivo de llegar a la élite lo más rápido posible. Casos como el de Cesc Fábregas o Héctor Bellerín -los dos en el Arsenal- son excepciones en la cantera.

En los últimos años han salido muchos futbolistas de la cantera a grandes clubes -Eric García, Sergio Gómez, Xavi Simmons…- pero ninguno se está consolidando en los primeros equipos todavía. Son muy jóvenes. Algo parecido hizo en verano de 2017 Jordi Mboula, extremo del Barça que salió a Mónaco por tres millones de euros.

El joven llevaba siete años en las categorías inferiores y cuando los aficionados vieron que se iba a otro club se pusieron las manos en la cabeza. Apenas ha tenido oportunidades con el primer equipo y, tras una cesión al Cercle Brugge, ha decidido volver a España para relanzar su carrera.

El Huesca al rescate

El español de 20 años ha encontrado la oportunidad de recalar en el Huesca, tercer clasificado de Segunda División, para volver a tener minutos. Jordi Mboula estará cedido hasta finales de temporada por parte de los monegascos hasta final de temporada. Se guardan una opción de compra y la oportunidad de alargar un curso más el préstamo.

Desde que se fue de Barcelona, el extremo apenas ha tenido protagonismo. Solo ha jugado 12 partidos oficiales con el primer equipo monegasco y ha marcado un gol. Su suerte no ha mejorado en Bélgica con el Cercle Brugge. Ocho partidos y cero goles por el español en seis meses.

Por fortuna, ahora llega a un equipo en racha y que, si sigue así, puede estar el curso que viene en Primera División. A parte, estará cerca de su casa -Barcelona- y puede aprovechar estos minutos para volver a ser ese jugador desequilibrante que fue y que lo llevó a las categorías inferiores de la selección española.

Un compañero con un caso similar

En Huesca se encontrará con un compañero del Barça que está en un caso muy parecido. En verano de 2018 salió de La Masía Sergio Gómez al Borussia Dortmund por tres millones de euros. No ha debutado en partido oficial con los alemanes y estos lo cedieron al Huesca el pasado verano.

Sergio Gómez entrenando con el Huesca / EFE

Sergio Gómez entrenando con el Huesca / EFE

El catalán no tenía minutos ni la opción de progresar y en Segunda División está teniendo el protagonismo que tanto pedía. Lleva 22 partidos en la categoría de plata y un gol. Es clave en los esquemas de Míchel y uno de los artificies de la buena temporada de los aragoneses.

 
Hoy destacamos