Culemaníacos

Diego Armando Maradona como seleccionador de Argentina / EFE

Diego Armando Maradona como seleccionador de Argentina / EFE

Las mejores y polémicas frases de Maradona

El Pelusa fallece a los 60 años por un paro cardíaco

Felipe Moreno Corral @morenfe94

26.11.2020 11:41h Actualizado: 26.11.2020 11:41 h.

3 min

Diego Armando Maradona, el futbolista más grande de todos los tiempos para muchos, nos ha dejado a los 60 años a causa de un paro cardíaco. Pero el Pelusa seguirá presente en nuestras memorias hasta la eternidad, en gran parte por su carisma particular.

Callarse no era una opción para el rebelde de Villa Fiorito, y así lo ha demostrado a lo largo de su vida. Sus frases son parte del legado que el Cebollita deja atrás, y son un perfecto resumen de sus vivencias como futbolista, entrenador y, en definitiva, personalidad de este deporte.

Frases sobre el fútbol

“A mí, jugar a la pelota me... me daba una paz única. La cosa era correr atrás de ella, tenerla, jugar. Y esa sensación la tuve siempre. Dame una pelota y déjame hacer lo que yo sé, en cualquier parte”, decía Maradona sobre el hecho propio de jugar al fútbol.

Diego Armando Maradona fichó por el FC Barcelona en 1982 / FCB

Diego Armando Maradona fichó por el FC Barcelona en 1982 / FCB

A pesar de su faceta más extrovertida, polémica y extradeportiva, el 10, como no podía ser de otra manera, tenía un respeto profundo a su deporte: “Yo me equivoqué y pagué, pero la pelota no se mancha”.

La pasión personificada en un terreno de juego

Por otra parte, él se definía sobre todo por la pasión que le ponía: “Si Pelé es Beethoven, yo soy el Ron Wood, Keith Richards y Bono del fútbol, todos juntos. Porque yo era la pasión del fútbol”.

Fruto de esa pasión, también nace la rivalidad entre clubes. Él, considerado emblema de Boca Juniors decía lo siguiente sobre el eterno rival: “Ganarle a River es como que tu mamá te venga a despertar con un beso por la mañana.

El Maradona más terrenal

En numerosas ocasiones han comparado al exjugador argentino a una divinidad. Incluso sus seguidores fundaron una paródica religión que le rinde culto, la iglesia maradoniana. Sin embargo, él no se veía como un dios, ni mucho menos.

Un aficionado lamentando la muerte de Maradona / EFE

Un aficionado lamentando la muerte de Diego Armando Maradona / EFE

“Cuando dicen que soy Dios yo respondo que están equivocados: soy un simple jugador de fútbol. Dios es Dios y yo soy Diego”, declaró al respecto. En la misma idea afirmó: “Yo no soy ningún mago: los magos son los que están en Fiorito porque viven con mil pesos por mes”.

Su momento estrella

En la vida de las grandes personalidades, de cualquier ámbito, hay un momento, un evento, que los hace catapultarse por encima del resto. El momento estelar de Maradona fue, sin duda, el partido de cuartos de final contra Inglaterra en el mundial de México de 1986. En el contexto de la rivalidad entre argentinos e ingleses por la guerra de las Malvinas, Diego Armando Maradona dejó dos goles para el recuerdo.

El segundo fue una fantástica jugada desde el medio del campo en la que burló a la defensa con su habilidad y acabó marcando frente al portero Peter Shilton en un mano a mano. Pero el primero, también será recordado para siempre. Fue la famosa mano de Dios.

La mano de Dios

“La mano de Dios. Je, je... Ni los fotógrafos pudieron ver qué pasó. Y Shilton, que saltó con los ojos cerrados, se ofendió y no me invitó a su partido de despedida. Me gustó ese gol, casi tanto como el otro. Sentí que le estaba robando la billetera a los ingleses después de las Malvinas”, dijo al respecto el Pelusa.

Además, reconoció que lo volvería a hacer: “¿El primer gol a Inglaterra? Fue la mano de Dios. Les ofrezco mil disculpas a los ingleses, de verdad, pero volvería a hacerlo una y mil veces. Les robé la billetera sin que se dieran cuenta, sin que pestañearan”.

Su lado más polémico

Pero Maradona, en muchas ocasiones, se salía de lo correcto, de lo formal y de lo establecido. Algunas de sus palabras reflejan su lado más polémico. Estas son algunos ejemplos: “Con la cocaína no existo. Soy como Ruggeri que no sabe hacer dos jueguitos”; “Que esquiusmi, ni esquiusmi. La próxima te meto una patada en los huevos”; “Blatter me quiere como un hijo. Sí... como un hijo de puta”; “Con mi enfermedad yo di ventajas. ¿Sabes qué jugador hubiera sido yo de no haber tomado drogas?”

Diego Armando Maradona, en una rueda de prensa / EFE

Diego Armando Maradona, en una rueda de prensa / EFE

“Fui, soy y seré drogadicto”; “Mis hijas legítimas son Dalma y Gianinna. Los demás son hijos de la plata o de la equivocación”; “Con perdón de las damas, que la sigan chupando”. Aunque él siempre ha aclarado que es un verso libre: “Yo nunca quise ser un ejemplo”.

Hasta siempre Maradona

El Cebollita, fue un futbolista excepcional, para algunos el mejor, para otros entre los mejores, pero seguramente sea el que más aura tiene de leyenda a sus espaldas. No son extraños los homenajes que ya está recibiendo por todo el planeta, y es que Maradona, abarca mucho más que el fútbol.

Maradona es despedido por los aficionados al fútbol / EFE

Maradona es despedido por los aficionados al fútbol / EFE

“Ser Maradona es hermoso. Soy un tipo normal que por hacerle un gol a los ingleses, que nos mataron a los pibes en Malvinas, hoy la gente me conoce. Pero soy el tipo más normal”.

 
Hoy destacamos