Culemaníacos

Messi con Argentina, clasificada para el Mundial / EFE

Messi con Argentina, clasificada para el Mundial / EFE

Messi y Argentina, al Mundial sin brillo ni goles ante Brasil

La albiceleste consigue el billete hacia Qatar sin conseguir la victoria ante su máximo rival en el superclásico americano

Jonathan Mondéjar

17.11.2021 09:44h

1 min

Sin brillo, ni goles ni nada. Argentina selló su pase al Mundial de Qatar en el superclásico americano ante la selección de Brasil. Lo hizo desde el vestuario, lugar donde se enteró de los demás resultados (todos favorables) para que su clasificación fuese matemática. Todo ello después de haber empatado a cero ante la canarinha.

Messi en el clásico ante Brasil / EFE

Messi y Argentina, al Mundial sin brillo ni goles ante Brasil

Leo Messi podrá disputar el que presumiblemente será su último Mundial de fútbol. Será en el año 2022 en Qatar. La albiceleste se clasificó ante Brasil en un encuentro descafeinado en el que el apartado ofensivo brilló por su ausencia siendo el físico más importante.

La Pulga jugó los 90 minutos de manera sorprendente, si bien volvía de una lesión con su actual club, el París Saint Germain. No se le vio con soltura ni frescura sobre el terreno de juego ya que no tenía ritmo. Los parisinos están con la mosca detrás de la oreja por el rendimiento de Leo, que habría priorizado su selección al equipo que le paga.

La llave a Qatar

Argentina ya puede respirar tranquila. Eso sí, Brasil ya lo hacía anteriormente ya que lo tenía todo atado. De hecho, será el líder del grupo sudamericano. Otro éxito más de la canarinha, que no fallará a su torneo más preciado.

Messi regateando en el Argentina-Brasil / EFE

Messi y Argentina, al Mundial sin brillo ni goles ante Brasil

La albiceleste se vio beneficiada del triunfo de Ecuador ante la selección de Chile. Los primeros vencieron 0-2 en territorio chileno y Messi y compañía celebraron desde el vestuario el pase al Mundial. Era un resultado clave.

El partido entre Argentina y Brasil vino marcado por las imprecisiones y las interrupciones constantes en el juego. La bola rodó más bien poco. El resultado podría haber sido diferente si el VAR hubiera realizado su cometido: arbitrar. Matheus Cunha hizo unas manos en la frontal que no se pitaron y Otamendi dio un codazo a Raphinha, que podría haber significado una expulsión clara. Sin embargo, todo quedó en nada. Empate a cero y todos ‘contentos’.

 
Hoy destacamos