Culemaníacos

Messi, Piqué y Busquets son indiscutibles en el Barça / EFE

Messi, Piqué y Busquets son indiscutibles en el Barça / EFE

Messi, Busquets y Piqué: los pesos pesados del Barça están de celebración

Mantenerse en el primer equipo azulgrana no es fácil, pero ellos lo han logrado

19.09.2018 21:29h Actualizado: 20.09.2018 15:02 h.

3 min

Si ellos entender lo que es el Barça a día de hoy sería complicado. Leo Messi, Gerard Piqué y Sergio Busquets celebran en la presente temporada una larga vinculación con el conjunto azulgrana. Mientras que los dos catalanes llegaron al primer equipo hace 10 temporadas, para el argentino la campaña 2018-19 será la 15 como miembro del primer equipo, aunque debutara con éste en un amistoso en el año 2004.

En sus diferentes facetas, los tres se han ganado la admiración de la hinchada del Camp Nou, ya sea por su carisma o por su forma de trabajar. Gerard Piqué es el líder de la zaga azulgrana, Busquets el que engrasa la maquinaria en el centro del campo y Leo Messi es, sencillamente, el mejor jugador del mundo.

Qué bueno que viniste

La llegada de Leo Messi a Barcelona será recordada a lo largo de la historia del club. Varios lo recuerdan como la aparición se un niño muy bajito y sin demasiado cuerpo, pero que cuando se hacía con el balón no había rival que lo pudiera parar.

Tras formar parte de la cantera azulgrana, en la temporada 2002-03 debutó con el Barça C en tercera división e incluso tendría minutos en el Barça B, del que ya sería miembro una temporada más tarde.

Messi estuvo acompañado por Xavi e Iniesta en el podio del Balón de Oro de 2010 / EFE

Messi estuvo acompañado por Xavi e Iniesta en el podio del Balón de Oro de 2010 / EFE

Pese a su juventud, la Segunda División B se le quedaba muy pequeña y Frank Rijkaard le haría debutar con el primer equipo en la temporada 2004/2005. El 1 de mayo de 2005 llegaría el primer gol, asistido por Ronaldinho, de Messi como jugador del primer equipo del Barça.

A partir de ahí, la historia de Leo Messi con el conjunto azulgrana está plagada de éxitos y récords rotos de manera fulminante. Quince años después de su debut, el argentino acumula, hasta la fecha, 33 títulos en su palmarés, además de cinco Balones de Oro, y más de 559 goles.

Visionando entrevistas de sus primeros días de azulgrana, Messi no se corta en decir que jugar en el Barça y en la selección argentina sería su sueño. Dieciocho años después de su llegada a Barcelona lo ha cumplido.

Vuelta exitosa

Pese a su barcelonismo extremo, Gerard Piqué escogió marcharse al Manchestar United ante la falta de oportunidades que se le deban. Tras formarse en la cantera del club inglés, Sir Alex Ferguson le hizo debutar con el primer equipo en la temporada 2004-05. Sin embargo, la presencia de zagueros más experimentados le cerró el paso.

En una fugaz cesión al Real Zaragoza en la campaña 2006-07, en la que incluso le marcó un gol al Barça, Gerard Piqué demostró que con minutos y confianza podría llegar a ser un gran defensa central.
 
Gerard Piqué celebra el segundo 'triplete' conseguido con el Barça / EFE

Gerard Piqué, durante la celebración de uno de los tripletes del Barça / EFE

Dos temporadas después, el Barça le ficharía a cambio de 3 millones de euros, un precio razonable dada su poca participación en un Manchester United que acababa de ganar la Champions League.

Con Guardiola en el banquillo, Gerard Piqué fue titular desde el primer día junto a Carles Puyol con el que, pese a las dudas iniciales, acabarían formando una de las mejores parejas de centrales del mundo.

Si bien Piqué siempre ha manifestado que es una persona con suerte, su primer año en el Barça se tradujo en un histórico triplete y meses después en un sextete que ningún equipo ha sido capaz de repetir.

Diez años después de su vuelta al Camp Nou, Gerard Piqué se ha convertido en un referente en todos los aspectos del barcelonismo.

El heredero

En la temporada 2007-08 Pep Guardiola llegó al Barça con la misión de ascender al equipo filial a Segunda División B. El objetivo se cumplió y uno de los que colaboraron en ello fue Sergio Busquets.

Sergio Busquets en su primer partido en el Camp Nou en 2008 / EFE

Busquets pelea un balón con Munitis, del Racing, ante la mirada de Piqué / EFE

El hijo del que fuera portero del Barça en la década de los 90 acompañó una temporada después al técnico de Santpedor, pero ya en el primer equipo. Pese a su juventud, Sergio Busquets ofrecía una alternativa diferente para el centro del campo azulgrana. Su tempo a la hora de mover el balón y su garra a la hora de recuperarlo, le hicieron formar parte de una línea media de ensueño junto a Xavi e Iniesta.

Campeones de todo

El buen hacer de estos tres jugadores se ha traducido en títulos, muchos títulos. En los casos de Gerard Piqué y de Sergio Busquets, su buen hacer con el Barça les llevó a ser campeones de Europa y del Mundo con la selección española, siendo piezas fundamentales en dichas conquistas. Pese a que el bagaje con Argentina no es igual para Leo Messi, el combinado nacional sabe que como él no hay ninguno más.

Tras todos estos años practicando un fútbol de alto nivel y ofreciendo una constancia envidiable, los tres son el espejo en el que se miran los canteranos azulgranas y, independientemente del nivel, muchos compañeros de profesión.

 
Hoy destacamos