Culemaníacos

Una foto de José Mourinho durante un Real Madrid - Barça contra Messi / EFE

Una foto de José Mourinho durante un Real Madrid - Barça contra Messi / EFE

“Messi y Ronaldinho son tramposos” o la última perla de Mourinho

El técnico portugués criticó duramente a las estrellas del Barça en su informe previo a la eliminatoria de Champions

Albert Español @AlEspa10

29.12.2019 12:23h Actualizado: 29.12.2019 12:33 h.

3 min

Temporada 2005-2006. El Barça a las órdenes de Frank Rijkaard se enfrentaba al Chelsea en octavos de final de la UEFA Champions League. Con la Liga española encarrilada, y que acabarían conquistando los blaugranas por 12 puntos de diferencia respecto al Real Madrid de López Caro, la competición europea pasaba a ser el objetivo principal de los culés, con la conquista de Londres 1992 ya muy lejana.

El Barça derrotó a Werder Bremen, Udinese y Panathinaikos para ser campeón e invicto en la fase de grupos, y se topaba en la siguiente ronda ante el Chelsea de José Mourinho, que fue segundo de su grupo, por detrás del Liverpool y por delante del Betis. El conjunto londinense, tal y como acaba de salir a la luz, se preparó a conciencia para tratar de desarticular a un Barça muy ofensivo.

El scouting de Mou: palos a Puyol

El cuerpo técnico del Chelsea, con los lusos Mourinho y Villas-Boas a la cabeza, analizó al detalle jugador por jugador del once blaugrana, un scouting en el que se permitieron alguna que otra licencia para relativizar a las estrellas del Barça, con opiniones muy personales. Sobre el capitán, Carles Puyol, por ejemplo, indicaban en el informe que se trataba de un jugador "agresivo, pero muy emotivo". Del central catalán decían que "se vuelve loco con el árbitro en faltas contra él y se vuelve loco con las provocaciones", algo que fue poco común en la carrera de Puyol pero que Mourinho pensaba con total seguridad. En cuestiones tácticas todavía fueron más duros con el defensa culé: "Mal sentido posicional y mal liderazgo de defensa, quiere hacer fuera de juego cuando no es posible", resumía.

El Barça de Rijkaard se presentó en Stamford Bridge un 22 de febrero de 2006 para disputar la ida de octavos. Con el 4-3-3 ofensivo y un once muy reconocible, Mourinho tenía claro quienes eran las dos amenazas más grandes: Ronaldinho y Messi. En ellos dos se centró el scouting.

"Constante tramposo, se tira fácilmente"

Era la época de Ronaldinho. El brasileño deslumbraba al mundo entero con su fútbol pero José Mourinho supo ver más allá de la magia y lo atizaba con una crítica muy contundente: "Muy mala transición defensiva. Constante tramposo, se tira fácilmente", apuntaba Mou. 

Ronaldinho y Messi celebrando un gol con el Barça / EFE

El actual técnico del Tottenham tenía muy claro por donde podía venir el peligro y también destacó las virtudes de Ronaldinho: "Calidad técnica para evitar al defensor en el primer toque. Cuando se abre recibe el balón y libera con el pase a Messi, a Eto'o o al centrocampista con llegada".

En el informe también hablaba sobre Andrés Iniesta: "Siempre entra desde el banquillo. Jugador muy dinámico, con gran radio de acción. Jugador complicado", destacaba.

Cuando Messi estaba a la sombra de Ronaldinho

Es lo que Mourinho y su staff veían, a un Messi que era muy bueno pero que estaba por debajo de Ronaldinho: "Calidad y velocidad, pero muy zurdo. Exactamente los mismos comportamientos que Ronaldinho", haciendo referencia a las "trampas" que tanto ha defendido siempre el portugués.

Sin embargo los ingleses tenían muy claro como parar al argentino: "En cuanto reciba hay que hacerle falta. Ha salido de una lesión hace poco", ordenaba sin piedad el técnico del Chelsea a sus jugadores.

La realidad es que aquel partido lo ganó el Barça (1-2), con goles de Motta en propia puerta para el Chelsea, y de Terry, también en propia puerta, y Samuel Eto'o para la victoria culé. La vuelta en el Camp Nou acabó en empate (1-1), con gol de Ronaldinho (fue elegido luego el mejor gol del torneo) y el Barça accedía a la siguiente ronda, derrotando el gran plan elaborado por Mourinho y su comitiva.

El resto del relato ya lo conocemos, el FC Barcelona acabaría haciendo historia al conquistar su segunda Champions en aquella final de París ante el Arsenal. Los planes de Mourinho no salieron del todo bien...

 

Hoy destacamos