Culemaníacos

Leo Messi lamentando la derrota de Argentina / EFE

Leo Messi lamentando la derrota de Argentina / EFE

Messi se aleja de las críticas con su familia

El astro argentino se estrenó con derrota en la Copa América, pero su madurez empieza a notarse dentro y fuera del terreno de juego

Claudia Granja @c_granjafranch

17.06.2019 16:21h

2 min

Es uno de los más competitivos del planeta, o el que más, pero sin alzar la voz ni señalar. Y si no de qué hubiera mantenido este nivel durante más de una década. Así es Leo Messi en el Barça y también en Argentina. El capitán se estrenó en la Copa América con derrota ante Colombia. Un equipo que no batía a la albiceleste desde hacía más de una década pero que supo aprovechar sus ocasiones con juego armado y también a la contra. 

Argentina es distinta. Tiene otra cara desde el Mundial de Rusia que empezó con una limpieza del vestuario liderada por Lionel Scaloni. Mucho talento joven y mucho juego por cuajar que  esperan que se dé antes de finalizar el torneo. La derrota ante el conjunto cafetero pone en aprietos a la selección de Messi, pero no en definitivo. 

Ahora, vienen dos enfrentamientos claves. El jueves ante Paraguay y el domingo ante Catar. Dos victorias obligadas para certificar el pase a cuartos de final donde se medirían ante el primer hueso duro de roer del campeonato.

Relajado

Hay presión y autoexigencia, como debe ser, pero Argentina no es favorita y es un escenario que beneficia a todo el conjunto, empezando por el capitán. Tan acostumbrado a las críticas populares por su rendimiento con la selección, la madurez que aportan los años ha permitido al 10 digerir con mayor entereza y sangre fría las derrotas y las críticas. 

El tropiezo ante Colombia es duro, pero todavía queda mucho. Ejerció de líder al terminar el encuentro en el vestuario y también lo hizo en zona mixta ante los medios: "Tuvimos nuestras chances, estábamos manejando el partido. Ese es el camino, intentar mantener eso contra Paraguay. Nos vamos amargados, pero no podemos lamentarnos. Hoy hubo cosas positivas. Esto va muy rápido. Todavía tenemos chances". Un discurso similar al que espetó en el vestuario para los más jóvenes, apoyado por el cuerpo técnico y las otras voces con mayor peso como el Kun o Di María. 

Messi y el 'Kun' Agüero en un entrenamiento previo a la Copa América / EFE

Messi y el 'Kun' Agüero en un entrenamiento previo a la Copa América / EFE

Asimismo, desde su entorno aseguran que el capitán asume el escenario y el momento de la selección y que prefiere vivirlo relajado y paciente. Con el tiempo ha entendido que las presiones ajenas y propias no favorecen ni a su persona ni al equipo. El objetivo principal es ganar los otros dos encuentros restantes y contagiar ese espíritu a las nuevas generaciones. Messi calmado y concentrado es más peligrosos que pendiente de lo ajeno. A fin de cuentas, críticas recibirá de todas formas. 

 

Hoy destacamos