Culemaníacos

Monchu, capitán del Barça B /REDES

Monchu, capitán del Barça B /REDES

Monchu, el coleccionista de amantes para dejar el Barça

Varios clubes han mostrado su interés por el canterano

Cristina Balaguer

04.08.2020 20:33h

1 min

Monchu ha hecho una gran temporada con el Barça B a pesar de que el equipo no ha conseguido el ascenso a Segunda División. El jugador ha demostrado su valía, talento y polivalencia además de su jerarquía como capitán. Todo esto ha provocado la aparición de muchos pretendientes para el joven jugador. 

El jugador prodría tener minutos con el primer equipo en la Champions League. Quique Setién tiene una plantilla ajustada y dos bajas de mucha altura: Arturo Vidal y Sergoi Busquets. Ambos jugadores se perderán el encuentro frente al Nápoles en el Camp Nou del sábado 8 a las 21h y el canterano podría tener una oportunidad. 

Con tan solo 20 años tiene un contrato que termina en 2021 pero es ampliable a dos años más. El club considera que lo ideal para que el jugador continue con su progresión en otro equipo en condición de cedido. Monchu, probablemente, deje el equipo para jugar en un equipo de primera, ya sea de la liga nacional o la inglesa. Aunque en un principio es preferible para el club una cesión, también podría plantearse un traspaso, ya que si se marcháse el próximo año podría hacerlo gratis. 

Muchas novias para Monchu

Eibar, Granada o Villarreal han sido algunos dde los equipos nacionales que se han interesado por Monchu y a ellos se han unido Brighton y el Bournemouth. El segundo lleva tres años con el catalán en su radar e intentaron hacerse con sus servicios a principio de año. También desde Italia han preguntado, el Sassuolo ha mostrado interés aunque no ha habido conversaciones formales por el jugador. 

Monchu quiere continuar en el FC Barcelona y eso solo sucederá si convence a Quique Setién como ya lo han hecho Ansu Fati y Riqui Puig. El futbolista es el que más minutos ha disputado con el filial y ha anotado diez goles y tres asistencias. Por ahora se centra en el presente, pero el futuro del jugador está al rojo vivo. 

 
Hoy destacamos