Culemaníacos

Leo Messi, vestido como un hombre de negocios, en un viaje del Barça / FCB

Leo Messi, vestido como un hombre de negocios, en un viaje del Barça / FCB

Los negocios que agobian a Messi

El astro argentino del Barça lidia a diario con problemas que nada tienen que ver con su profesión

Víctor Malo @VMalo8

19.10.2018 11:50h Actualizado: 27.10.2020 09:16 h.

3 min

El nombre de Leo Messi sugiere muchas ventajas en la sociedad actual. El impacto mediático que tiene el astro argentino le genera un reconocimiento público capaz de abrirle casi todas las puertas que desee. La reputación que se ha labrado es sinónimo de éxito, talento y dinero.

Sin embargo, también acarrea inconvenientes. Esa popularidad a menudo se traduce en problemas, disgustos, tensión, agobio y sufrimiento. La exigencia que conlleva cargar el nombre Messi es muy alta y, por mucho poder que tenga, hay aspectos incontrolables que le afectan sin remedio.

Uno de los asuntos que peor lleva Leo son los negocios. Una cuestión que el futbolista no domina y cuyos asesores consiguen que, en ocasiones, se le giren en contra.

El precio de llamarse Messi

El genio de Rosario está rodeado de un equipo de profesionales de gran talento en el mundo empresarial, jurídico, del marketing y la comunicación. Ellos le ayudan a gestionar su patrimonio de la mejor manera posible para que siga creciendo.

A nadie escapa que Leo es una máquina de generar dinero gracias a su magia con el balón en los pies y al perfil humilde pero ganador que representa. Ello le ha llevado a unirse en los últimos días al Cirque du Soleil en un interesante acuerdo de patrocinio.

No obstante, el precio de llamarse Messi a veces es demasiado caro y repercute negativamente en su imagen. Amigos, enemigos y personas ajenas al delantero azulgrana tratan de sacar provecho de su nombre porque, para bien o para mal, su grandeza hace que no deje indiferente a nadie.

Cierra el restaurante Bellavista

Este jueves dieron dos claros ejemplos de ello. Por un lado, el cierre definitivo de su restaurante Bellavista del Jardín del Norte, situado en la calle Enric Granados de Barcelona. El local dejará de servir comidas pero seguirá vivo, basado en otro modelo de negocio destinado a grandes eventos. 

Messi y Antonella en el restaurante Bellavista / INSTAGRAM

Messi y Antonella en el restaurante Bellavista / INSTAGRAM

Si bien es cierto que la familia Messi puso mucho capital, con su hermano Rodrigo al frente, las acciones estaban divididas con los hermanos Iglesias, los verdaderos encargados de hacerlo funcionar. Y la realidad es que no lo han conseguido pese a contar con el nombre de Messi.

No es una falta atribuible al astro argentino, que promocionó el local en sus redes y lo fue visitando. El problema consistió en ofrecer un producto de mercado de calidad media a precio elevado y un servicio que ha sido duramente criticado. ¿Tiene acaso Leo la culpa de ello?

Sin embargo, el titular es que Messi fracasó en la restauración. Y lo cierto es que no le ha ido tan bien como a su amigo Luis Suárez con los restaurantes El Chalito, un éxito mayúsculo en Barcelona y Castelldefels gracias a la profesional gestión de los socios del uruguayo.

Polémicas fiestas en su hotel

Algo similar le ocurre ahora con otra inversión que le está dando problemas. Varios titulares han surgieron este jueves explicando las “fiestas liberales” o “lésbicas” o “sexuales” que se celebran en el hotel de Leo en Ibiza. Un alojamiento “solo para adultos”.

El Hotel MiM Ibiza Es Vive cuenta con Leo Messi entre sus principales accionistas / MiM IBIZA

El Hotel MiM Ibiza Es Vive cuenta con Leo Messi entre sus principales accionistas / MiM IBIZA

Nuevamente sus asesores estuvieron detrás de algunas inversiones en el mundo hotelero. Concretamente en el Hotel MiM de Sitges y el MiM Ibiza Es Vivé de Ses Figueretes, un complejo conocido por su tremendo éxito y, también, por organizar fiestas liberales de vez en cuando. Se dice que incluso Cristiano Ronaldo peleó por incluirlo a su holding hotelero.

Lo que para los Messi es una inversión de la que prácticamente no están al corriente porque delegan en sus personas de confianza pasa a parecer como si Leo fuese el organizador y precursor de esas fiestas. Y los medios utilizan su nombre porque da un impacto mucho mayor a la noticia.

El Leo más humano

Así lo explican fuentes del entorno de Leo consultadas por Culemanía: “Es obvio que Messi no tiene nada que ver con esas iniciativas de negocio por mucho que algunos medios se empeñen en utilizar su nombre. Ni con el restaurante, ni con los hoteles”.

Leo Messi, durante el acto de colocación de la primera piedra del futuro Pediatric Cancer Center Barcelona del Hospital Sant Joan de Déu / EFE

Leo Messi, durante el acto de colocación de la primera piedra del futuro Pediatric Cancer Center Barcelona / EFE

Leo está al margen de todo eso, concentrado en seguir haciendo grande al Barça. Los asuntos de negocios le suponen más agobio que otra cosa y él no lleva nada de todo eso”, zanjan.

El astro argentino, cuya Fundación también está siendo investigada, se siente mucho más cómodo e involucrado en aspectos de índole social y solidarios, como la lucha contra el cáncer. Las lágrimas de Leo en la inauguración de las obras para el SJD Pediatric Center de Barcelona por el Hospital Sant Joan de Déu, dicen mucho más de lo que verdaderamente es Leo Messi. El crack ha colaborado para recaudar 27 millones de euros. 

 
Hoy destacamos