Culemaníacos

Neymar celebra el gol contra el Borussia Dortmund / EFE

Neymar celebra el gol contra el Borussia Dortmund / EFE

Neymar desmonta a Haaland y manda un recado a Bartomeu

El astro brasileño guió al París Saint-Germain a cuartos de final

11.03.2020 23:47h Actualizado: 12.03.2020 00:20 h.

2 min

El París Saint-Germain vuelve a cuartos de final de la Champions League cuatro años después. Después de haber sido apeado de las tres últimas ediciones en octavos, esta vez el equipo parisino sí estará entre los ocho mejores de Europa. Los de Tuchel lograron el billete tras remontar el 2-1 de Dortmund (2-0).

Y lo hicieron sin el apoyo de su afición. La UEFA ordenó el lunes que el choque se jugara a puerta cerrada para prevenir el coronavirus. Si el objetivo era evitar grandes aglomeraciones, no se consiguió. No hubo gente en las gradas, pero sí en las afueras del Parque de los Príncipes. Los hinchas del PSG no pararon de animar en todo el encuentro.

Iniciativa parisina

Volviendo al fútbol en sí, el equipo local no tuvo más remedio que tomar la iniciativa nada más arrancar el partido. Se hizo con el dominio del esférico desde el primer minuto. Se volcó en ataque, llegando al punto que todos sus jugadores de campo estaban en el terreno de juego del Borussia Dortmund.

El PSG tocaba, tocaba y tocaba, pero era incapaz de crear peligro. La primera ocasión de los parisinos llegó en el 25', con un disparo de Cavani que desbarató Burki con el pie. La oportunidad espoleó a los de Tuchel, que cinco minutos lograban el gol con el que remontaban la eliminatoria. Di María puso un córner desde la derecha y Neymar, completamente solo y a bocajarro, remató en plancha y adelantó a los suyos. Dedicó el gol a Haaland imitando su celebración.

Tras el tanto del astro brasileño, el guión del choque cambió por completo. El Borussia Dortmund se hizo con la posesión y el París Saint-Germain no le puso ningún impedimento. Como le había pasado al cuadro francés, los de Lucien Favre eran incapaces de incomodar a Keylor Navas. En una de estas, justo antes del descanso, el PSG recuperó el esférico en la frontal de su propia área, Neymar dirigió el contrataque, encontró a Di María, quien centró para un Bernat que, completamente solo, puso el segundo en el electrónico.

Sin peligro

Después de la reanudación, todo siguió igual. El Borussia Dortmund se volcó definitivamente en ataque y, como hiciera el París Saint-Germain en la primera mitad, su último jugador de campo estaba en terreno de juego parisino. Los alemanes gozaron de posesiones eternas que se convirtieron en estériles. Ni siquiera podían encontrar a un Haaland que pasó sin pena ni gloria por el Parque de los Príncipes.

Gueye contra el Borussia Dortmund / EFE

Gueye contra el Borussia Dortmund / EFE

Pasaban los minutos y el cuadro germano seguía siendo incapaz de incomodar a los de Tuchel. El PSG esperó replegado y muy bien ordenado atrás, esperando al momento idóneo para lanzar un contragolpe con Mbappé Neymar con el que matar el encuentro. No llegaron a lograrlo, pero tampoco les hizo falta.

Neymar, el mismo que los eliminó en 2017 y se perdió los octavos de 2018 y 2019, es ahora el que mete al París Saint-Germain en cuartos de final cuatro años después. Si está al 100% físicamente, es uno de los futbolistas más desequilibrantes del mundo.

 
Hoy destacamos