Culemaníacos

Neymar Júnior en una imagen de archivo con el PSG / EFE

Neymar Júnior en una imagen de archivo con el PSG / EFE

Neymar, el juguete roto del fútbol internacional

El extremo brasileño no pasa por su mejor momento cuando más le necesita su equipo

Oriol Quintana @urikingkat

05.02.2019 14:58h

3 min

​Neymar Júnior se ha convertido en una figura con más polémica que buenos momentos futbolísticos. La estrella brasileña cumple este martes 27 años. Pieza importante en el Barça de Luis Enrique, decidió irse al PSG hace dos veranos para ser el mejor jugador del mundo. Ni con un equipo hecho a su medida ni en una liga menor ha conseguido el objetivo.

Con una importante lesión en el tobillo, no llegará para octavos de la Champions League –la prueba de fuego de Nasser Al-Khelaifi– contra el Manchester United. Y es que ya de bien joven, a Ney se la ha cargado de una presión –que no ha sabido llevar– impropia de una promesa. Su carrera podría haber seguido siendo triunfadora como lo fue en Barcelona pero su avaricia –y sobre todo la de su padre– le llevaron a recalar a un rico PSG.

Objetivo del Barça desde joven

La relación entre el Barça, el entorno del futbolista y los millones empezó en 2011 cuando Sandro Rosell, presidente en ese momento, pagó 10 millones al jugador –de 19 años entonces– para tener preferencia respeto a otros clubes cuando se le terminara su contrato con el Santos en 2014. Sus buenas actuaciones en el Campeonato Paulista hicieron que grandes clubes como Chelsea o Real Madrid se interesasen por el estado del futbolista.

Neymar el día de su presentación con el FC Barcelona / EFE

Neymar el día de su presentación con el FC Barcelona / EFE

En verano de 2013, el club catalán adelantaba su fichaje cuyas cifras aún hoy no son completamente conocidas. Según el club, se pagó 17,1 millones al Santos y otros 40 a una asociación del padre de Neymar. El 11 firmaba por cinco temporadas con el equipo blaugrana. Se fue en verano de 2017 como el traspaso más caro de la historia del fútbol –222 millones de euros– sin despedirse de la afición y con ciertos vaciles a la entidad. Su ambición económica superó a la futbolística.

El eterno deseado para Florentino

El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, lo intentó fichar pero no lo consiguió. En categorías infantiles, Neymar ya estuvo en Valdebebas haciendo un stage pero finalmente volvió a su país para jugar en el Santos. Y es que la estrella del PSG siempre ha sido el gran objetivo del dirigente merengue. Su gran cartel comercial encajaría a la perfección en un equipo sin Cristiano Ronaldo vacante de figuras mediáticas.

No lo consiguió cuando estaba en Barcelona pero lo volverá intentar este verano con el fair play financiero amenazando a los parisinos. El equipo de Al-Khelaifi tiene serios desequilibrios a nivel económico y podría deshacerse de una de sus dos grandes estrellas: Neymar o Kylian Mbappé. El gran Mundial y el potencial de este último sitúan al extremo fuera de París. El Madrid, por su parte, siempre atento.

Neymar y Mbappé en un partido de Champions League / EFE

Neymar y Mbappé (PSG) en un partido de Champions League / EFE

El PSG hizo la mayor inversión de la historia del fútbol para traer al brasileño y seguro que no lo dejarán escapar como si nada. En verano de 2017 se pagaron los 222 millones de cláusula que tenía con el Barça. En ese año y medio no se hizo un buen papel en Europa –la obsesión del magnate– y se cayó en octavos contra el Real Madrid. Este curso se ven las caras contra un resucitado Manchester United sin un Neymar que será baja.

Cumpleaños por todo lo alto

Este martes celebra su 27 cumpleaños de la figura del PSG. Este año la fiesta en París -celebrada el lunes- corrió a cargo de Red Bull y asistieron más de 500 personas. Como jugadores blaugrana solo habría la representación de sus buenos amigos ArthurRafinha, que está lesionado y se perderá el clásico del miércoles y lo que queda de temporada. Otra excentricidad del brasileño son las normas que puso: prohibió por completo la entrada de teléfonos por las posibles filtraciones de imágenes.

El jugador está en pleno tratamiento conservador de una lesión en el tobillo que se hizo el pasado 23 de enero en Copa de Francia. Se fracturó el quinto metatarsiano del pie derecho y una operación le habría hecho perderse todo lo que queda de temporada. En total faltará un mes de competición, un mes clave para su equipo.

En los últimos meses, Neymar ha vuelto a sonar para el Barça de la temporada que viene. Su rendimiento fue muy bueno pero las sensaciones en su salida no tanto. No es la prioridad de futuro en absoluto y solo una buena oportunidad económica lo traería de vuelta a Cataluña. Tras un paso oscuro en París, el jugador quiere volver a un grande. Florentino le sigue esperando.

 
Hoy destacamos