Culemaníacos

Nico Williams remata ante la oposición de Araujo y Ter Stegen despeja su remate en un partido horrible del Barça en la Copa / EFE

Nico Williams remata ante la oposición de Araujo y Ter Stegen despeja su remate en un partido horrible del Barça en la Copa / EFE

Nico Williams, candidato a relevar a Dembelé en el Barça

El joven extremo del Athletic, de 19 años, fue una pesadilla para Jordi Alba

Redacción Culemanía @culemanias

21.01.2022 12:00h Actualizado: 21.01.2022 12:10 h.

1 min

Jordi Alba las pasó canutas en San Mamés. El lateral del Barça tuvo muchos problemas para frenar a Nico Williams en los octavos de final de la Copa del Rey. El joven extremo del Athletic, de 19 años, se escapó dos veces de Alba en los primeros dos minutos y su segunda acción acabó con el primer gol de Muniain. En un partido de alta exigencia, Nico se posicionó como futbolista de gran nivel. En el Barça tomaron buena nota de su actuación. Podría ser el nuevo Dembelé.

El mismo día que el Barça le declaró abiertamente la guerra a Dembelé, otro extremo fue una pesadilla para la defensa azulgrana. Con mucha velocidad y desparpajo, el hermano de Iñaki Williams firmó su mejor partido con el Athletic y este viernes ha renovado, automáticamente, su contrato hasta 2004. Con una cláusula de rescisión de 50 millones de euros.

Letal en el uno contra uno

Nico es un jugador de futuro. Es muy bueno en el uno contra uno y letal con espacios. Su actuación fue tan sorprendente que Jordi Alba apenas subió por su banda. En San Mamés, mientras, rugían con sus galopadas.

Alba, una de las vacas sagradas del Barça, fue superado por Nico Williams en San Mamés / EFE
Nico supera a Alba en San Mamés / EFE

El valor de mercado de Nico, según Transfermarkt, era de ocho millones de euros. Su cotización seguro que se ha disparado tras el buen partido contra el Barça, club que busca extremos en el mercado. Con Ferran Torres y Ansu Fati no basta.

Una salida para Dembelé

El Barça, mientras, busca una salida con Dembelé. Tras el bombazo del jueves, las dos partes están condenadas a entenderse. Joan Laporta y Mateu Alemany, director de fútbol, no quieren que el delantero francés vista más la camiseta azulgrana y el futbolista insiste en que agotará su contrato con el club. Mientras en Barcelona la tensión sube de tono, en Bilbao se ilusionan con un chaval que puede ser tan bueno o mejor que su Iñaki Williams, su hermano.

 
Hoy destacamos