Culemaníacos

Jordi Alba durante una rueda de prensa con la selección española / EFE

Jordi Alba durante una rueda de prensa con la selección española / EFE

Los 'padrinos' de Jordi Alba que convencieron a Luis Enrique

Los compañeros de la selección estuvieron muy cariñosos con el lateral azulgrana

14.11.2018 16:41h

2 min

Desde que Luis Enrique fue nombrado seleccionador español muchos preveían la llegada de polémicas. Su carácter en la sala de prensa y esa manera de gestionar sus equipos darían que hablar. Si bien el técnico asturiano ha demostrado tener talante para dirigir a quien se le ponga en frente, siempre ha tenido que lidiar con un ambiente un tanto hostil, en buena parte generado por él mismo.

En su primera convocatoria como seleccionador de España ya hizo de las suyas. Ni corto ni perezoso dejó fuera de la lista a Jordi Alba, al igual que haría en su segunda llamada internacional. Probar jugadores e innovar está bien, pero prescindir del lateral izquierdo más fiable del mundo es algo que muchos no entendieron. Estando el de L'Hospitalet en un nivel de forma óptimo, su ausencia no tardó en achacarse a discrepancias personales entre jugador y entrenador.

Una foto de Jordi Alba en rueda de prensa / EFE

Una foto de Jordi Alba en rueda de prensa / EFE

Tras dos ausencias, Jordi Alba volvió a ser llamado para formar parte de la selección española. Viendo el primer entrenamiento del grupo se podría llegar a la conclusión de que algún que otro jugador debe haber conversado sobre el tema con Luis Enrique, pues el catalán no deja de ser una pieza importante del grupo desde que debutará en 2011.

Jordi Alba, arropado

Durante los 20 minutos que duró el entrenamiento de la selección española, Jordi Alba se mostró de lo más feliz y motivado, de hecho daba la sensación de que nunca hubiera estado ausente. El lateral no perdió la sonrisa cuando esta era necesaria y trabajó como el que más cuando se le requirió.

Como era de esperar, durante los primeros minutos de la sesión estuvo cerca de sus compañeros de equipo, Busquets y Sergi Roberto, pero poco a poco fue pasando por todos. Se mostró muy en sintonía con Rodrigo, jugador del Valencia, o con Yago Aspas del Celta, pero con quien no paró de coincidir y reír fue con Sergio Ramos.

Jordi Alba junto y Rodrigo en un entrenamiento de la Selección Española / EFE

Jordi Alba junto y Rodrigo en un entrenamiento de la Selección Española / EFE

El capitán del Real Madrid, y de la selección, se mostró muy cercano a un Jordi Alba con el que tuvo muchos momentos de complicidad. Pese a la rivalidad entre los clubes a los que pertenecen, son muchos años de convivencia internacional y Sergio Ramos pareció querer transmitirle su apoyo tras sus dos ausencias consecutivas.

Precisamente, Ramos y Busquets, los Sergios, han sido los dos jugadores que han intercedido en favor de Jordi Alba para que Luis Enrique lo volviese a llamar. Gerard Piqué trató de influir con sus declaraciones públicas, pero quién realmente ha metido mano y ha provocado el cambio de opinión del asturiano han sido los capitanes de Madrid y Barça, imprescindibles para Lucho en la Roja y líderes del vestuario. 

El papel de Jordi Alba con Luis Enrique

Para Jordi Alba el entrenamiento del pasado martes con la selección fue el del regreso a algo importante. El lateral zurdo lo disfrutó como el que más, aunque la cosa cambiará cuando empiece el trabajo serio. Pese a que su titularidad en el carril izquierdo de España podría considerarse como indiscutible, Luis Enrique no ha asegurado en ningún momento que vaya a ser así.

El técnico asturiano ya sabe de lo que el jugador catalán es capaz, pero no cabe duda de que éste se va a tener que volver a ganar su confianza. La ausencia de Jordi Alba fue un toque de atención importante y que muestra que nadie, independientemente de su trayectoria, tiene un puesto asegurado en la selección.

 

Hoy destacamos