Culemaníacos

Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

Los palos de Eder Sarabia al Barça en su carta de despedida

El técnico vasco se despidió del club azulgrana tres meses después de la destitución de Setién

Pau Beya Acero @pbeya96

27.11.2020 17:33h

2 min

Eder Sarabia ha sido uno de los protagonistas de la actualidad azulgrana en este extraño 2020. El preparador vasco llegó al banquillo del FC Barcelona a mediados del pasado mes de enero de la mano de Quique Setién. Su carácter le llevó a protagonizar algunas polémicas mediáticas y algún que otro enfrentamiento con la plantilla.

La destitución del preparador cántabro a finales del mes de agosto supuso el final de su etapa en Can Barça. Sin embargo, su nombre siguió ligado al club azulgrana después de que no se formalizara su despido. Ha tenido que esperar hasta este 27 de noviembre para resolver su situación y poder decir adiós a los aficionados culés en redes.

Quejas

La carta de despedida de Eder Sarabia demuestra desde la primera frase que el entrenador vasco sale enfadado del Camp Nou: "Después de más de tres meses, por fin, hoy, Fran (Soto), Jon (Pascua) y yo hemos podido resolver la relación contractual que, incomprensiblemente, aún nos vinculaba con el FC Barcelona".

Quique Setién y Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

Quique Setién y Eder Sarabia en un entrenamiento del Barça / EFE

SarabiaSoto Pascua se van del club azulgrana tarde... y mal: "No era el acuerdo que nos correspondía, pero es lo que hemos aceptado para terminar con la degradación que veníamos sufriendo y pensando en el futuro". Y es que, mientras no solucionaran su situación, no podían entrenar a ningún otro equipo.

El segundo de Quique Setién aseveró que "es evidente que el club atraviesa una situación preocupante, algo que cuando llegas se percibe claramente y la cual afecta directamente al rendimiento deportivo".

Palos

Sarabia apuntó que "siempre crees que desde dentro puedes ser capaz de ayudar a resolverlo, pero a nosotros, a pesar de haberlo puesto todo de nuestra parte, nos resultó imposible".

Eder Sarabia y Leo Messi en el partido contra el Espanyol / EFE

Eder Sarabia y Leo Messi en el partido contra el Espanyol / EFE

Por último, el entrenador vasco concluyó que "me despido con un gran sentimiento de tristeza, pero con la clara esperanza de que las cosas puedan cambiar y el FC Barcelona vuelva a ser ese club y ese equipo que durante muchos años nos hizo disfrutar del fútbol como ninguno".

Eder Sarabia se despidió del Barça sin pelos en la lengua. Durante su etapa en el banquillo ya demostró que no se andaba con rodeos. Esta carta no hace más que confirmarlo.

 
Hoy destacamos