Culemaníacos

Maradona sentado en el banquillo de Dorados de Sinaloa / EFE

Maradona sentado en el banquillo de Dorados de Sinaloa / EFE

La penosa vida de Maradona le persigue en México

Su situación personal contrasta demasiado con la deportiva

24.10.2018 19:25h Actualizado: 26.10.2018 11:13 h.

2 min

El pasado mes de septiembre Diego Armando Maradona fue presentado como entrenador de los Dorados de Sinaloa, club que actúa en la Segunda División mexicana. Cualquier tema relacionado con el astro argentino es sinónimo de revuelo y más aún cuando un club le confía la dirección de su banquillo. Sin embargo, Maradona ha sido noticia en los últimos días y no se debe a sus logros deportivos.

Su estado de salud, la mala relación con su familia y una declaraciones demasiado hirientes hacia su compatriota Leo Messi le han alzado a los primeros puestos de chascarrillos extradeportivos. Precisamente las palabras que dirigió al 10 del Barça causaron mucho revuelo, pues le hacía entender que no tenía el suficiente coraje para liderar a la selección de Argentina.

Declaraciones hirientes de Maradona

Diego Armando Maradona es show. Como futbolista, todo el mundo lo considera uno de lo mejores, pero más allá del terreno de juego sus apariciones públicas están rodeadas de polémica. Sin embargo, y pese a sus excentricidades, el técnico argentino está cosechando un buen trabajo con los Dorados de Sinaloa, ubicándose en los puestos que dan acceso a los play off de ascenso a la Liga MX, la máxima categoría del fútbol mexicano.

Maradona junto a Messi en su etapa como seleccionador de Argentina / EFE

Maradona junto a Messi en su etapa como seleccionador de Argentina / EFE

Pero su buen hacer deportivo se truncó hace escasos días cuando en una entrevista prepartido habló sobre la figura de Leo Messi. “Es inútil querer endiosar a un jugador que va veinte veces al baño antes de un partido”, comentó el técnico. Con estas sutiles palabras quiso decir que el jugador del Barça no tiene la actitud necesaria para liderar el fútbol de un país como Argentina.

Viendo el revuelo que se generó a causa de sus afirmaciones, Maradona tuvo que volver a hablar del tema. “Quise decir que no le volvieran más loco. A Leo le echan la culpa de todo en Argentina”, matizó el entrenador argentino. No cabe duda de que con estas palabras suavizó la situación y se puso de parte de un Messi que no ha comentado nada al respecto.

La vida intensa de Maradona

A Maradona se le conoce por haber sido un gran jugador de fútbol y por la vida de excesos que le acompañó a tanto a lo largo de su carrera como cuando esta terminó. Recientemente se ha podido saber que no acudió a la boda de su hija Dalma. Ésta no invitó a la actual esposa del exfutbolista argentino, por lo que declinó asistir al enlace. Todo ello en el marco de juicios y demandas por parte de su exmujer Claudia, con la que no tiene ningún tipo de relación.

Maradona celebra un gol en el banquillo de Dorados de Sinaloa / EFE

Maradona celebra un gol en el banquillo de Dorados de Sinaloa / EFE

Pero más allá de palabras desafortunadas o de trifulcas familiares, Maradona se encuentra en un momento muy delicado en cuanto a su salud. Son varias las veces que se le ha podido ver cojeando y acompañado de una muleta tanto fuera como dentro del campo. Y es que las rodillas de el Pelusa se han quedado sin cartílagos, algo que hace que los huesos choquen entre sí y produzcan un dolor muy fuerte.

El cirujano colombiano Germán Ochoa, que trata a Maradona desde hace más de diez años, así lo confirmó: “Diego sufre una severa erosión en las rodillas, que destruyó sus cartílagos. Esto hace que los huesos choquen entre sí; el fémur con la tibia y el peroné, lo que le provoca mucho dolor e inflamación”. Las diferencias entre la vida deportiva y la vida personal de Maradona son muy notorias y sólo él puede decidir cual quiere que sea por la que se le recuerde.

 
Hoy destacamos