Culemaníacos

Coutinho, en un partido oficial del Barça de esta temporada / Redes

Coutinho, en un partido oficial del Barça de esta temporada / Redes

Pitos a Coutinho en el Barça-Alavés

El brasileño volvió a recibir abucheos por parte de la afición azulgrana

Ángel Álvarez

31.10.2021 00:02h Actualizado: 31.10.2021 00:05 h.

1 min

Noche amarga para el FC Barcelona. Los azulgranas no lograron pasar del empate (1-1) contra un Deportivo Alavés que tampoco necesitó de hacer un esfuerzo mayor para sacar esa unidad del Camp Nou. Esa actuación provocó el enojo de los espectadores presentes, a tal punto que focalizaron esa frustración con Philippe Coutinho. El brasileño no atraviesa su mejor momento con el club azulgrana.

El atacante del Barça tuvo que entrar en el tramo final del primer tiempo tras los dolores que sufrió Sergio Agüero en la zona del pecho. No pasaron ni unos segundos en el terreno de juego, cuando Coutinho recibió una notable pitada de las gradas del fortín azulgrana. La desconfianza de los aficionados con respecto al mencionado futbolista es cada vez más notable, por lo que no pierden ni un solo segundo para expresar su descontento con las recientes actuaciones.

El Barça, celebrando junto a Memphis el único gol anotado contra el Alavés / EFE

El Barça, celebrando junto a Memphis el único gol anotado contra el Alavés / EFE

De más a menos

A pesar de ese duro recibimiento al brasileño, logró dejar algunas positivas jugadas en la segunda mitad. Tuvo una acción en la que pudo anotar el gol de la ventaja, pero el guardameta del Deportivo Alavés estiró su figura para detener el peligroso disparo del jugador culé. Hubo mucha intención en sus movimientos, especialmente en el mejor tramo del equipo; sin embargo, su presencia se fue diluyendo con el pasar de los minutos.

La frustración del internacional con Brasil fue tan grande que comenzó desesperadamente a disparar fuera del área, pero sin estar en una posición cómoda. Dichos balones se fueron lejos de la portería contraria, lo que volvió a despertar los pitos de los espectadores que fueron hasta el Camp Nou. Los minutos fueron pasando y Coutinho se convirtió en una figura sin determinación para levantar al equipo de esa igualdad. Sin dudas, una crítica situación para el polivalente atacante.

 
Hoy destacamos