Culemaníacos

La afición del Camp Nou durante el encuentro frente al Manchester United / EFE

La afición del Camp Nou durante el encuentro frente al Manchester United / EFE

Pitos al himno, pancartas y récord de asistencia en el Camp Nou

El Estadi fue el jugador número 12 en la victoria frente al Manchester United

Pau Beya Acero

17.04.2019 00:13h

2 min

"Antes del partido ya quiero agradecer a la afición porque ya sé que van a venir y nos van a animar. Espero que estén conectados, que nos animen. Mañana es un día importante para nosotros y para ellos, hay mucha ilusión depositada en esta competición". Ernesto Valverde predecía el apoyo del Camp Nou en la previa al duelo frente al Manchester United. Y acertó.

96.708 espectadores se congregaron en el Estadi para presenciar la brillante victoria del FC Barcelona contra los red devils. En uno de los días señalados, el feudo azulgrana registró la mejor entrada de la temporada. La afición fue el jugador número 12 y empujó a los suyos durante los 90 minutos del encuentro.

Cuando el equipo catalán comenzó dubitativo ante la alta presión del conjunto de Solskjaer, ahí estuvo el Camp Nou para reforzar a sus jugadores y para mostrarles su confianza. Con el primer gol de Messi el estadio se vino abajo, y con el segundo (con la inestimable colaboración de De Gea) se desató la euforia.

Una foto de Leo Messi celebrando su gol ante el Manchester United / EFE

Una foto de Leo Messi celebrando su gol ante el Manchester United / EFE

A partir del 20' empezó la fiesta. Primero, ovación al 10. Luego, tras el descanso, cánticos irónicos de "De Gea, De Gea". Cuando el arquero respondió, el Estadi no se calló: "¡Qué malo eres, De Gea qué malo eres!". En los cambios hubo ovaciones y aplausos para todos los futbolistas del FC Barcelona y también para Alexis Sánchez, que volvía al Camp Nou cinco años después. Al final del encuentro la afición celebró el triunfo y aplaudió a sus jugadores reconociendo el gran trabajo realizado.

Al lado de Coutinho

En pleno ambiente festivo, la afición azulgrana también quiso acordarse de un Philippe Coutinho que poco a poco vuelve a encontrar su mejor versión. En cada buena acción, el brasileño recibía la aprobación del público. Y cuando se atrevía a encarar, a driblar, a hacer lo que le convirtió en uno de los ídolos de los culés en su primer año, el feudo catalán lo ovacionaba.

Una foto de Coutinho celebrando su gol tapándose los oídos ante el Camp Nou / EFE

Una foto de Coutinho celebrando su gol tapándose los oídos ante el Camp Nou / EFE

El Camp Nou explotó de alegría cuando el logró el tercer y último gol del FC Barcelona. Apareció entre líneas, se perfiló para disparar y soltó un trallazo que se coló en la escuadra de De Gea, que no pudo hacer nada. El extremo lo celebró con rabia y de forma reivindicativa, y la afición respiró aliviada, pues parece que uno de sus cracks ha vuelto.

Pitos al himno

Es ya una tradición que los partidos europeos en el feudo azulgrana empiecen con pitos. No importa ni el rival ni las alturas de la competición. La afición del Barça silba y abuchea encuentro sí, encuentro también, el himno de la Champions League.

La afición azulgrana volvió a pitar el himno de la Champions / CULEMANÍA

Es algo que se ha ido repitiendo en los últimos cuatro años. Los seguidores muestran de esta forma tan contundente su rechazo a las sanciones que la UEFA impuso al FC Barcelona por la exhibición de estelades en la final de Berlín en 2015 y en el Camp Nou la temporada siguiente.

Confianza

Antes de que empezara el partido frente al Manchester United, la Grada d'Animació, ubicada en el Gol Nord, mostró una pancarta con fondo azulgrana donde se leía la frase "Walking to glory" (caminando hacia la gloria). Fue el primer gesto del feudo azulgrana para empujar a los suyos hacia semifinales.

La pancarta del Camp Nou en el encuentro frente al Manchester United / CULEMANÍA

La pancarta del Camp Nou en el encuentro frente al Manchester United / CULEMANÍA

En la antesala a la final el Camp Nou presenciará el primero de los dos encuentros. Solo falta por definir el rival. Sean Liverpool Oporto, hay una cosa clara: el FC Barcelona volverá a necesitar el apoyo de la afición, y parece que ésta no fallará.

 

Hoy destacamos